Ya no la amas pero no puedes divorciarte

Fuente: Cottonbro / Pexels

Fuente: Cottonbro / Pexels

escrito por CARMEN GARCIA-SHUSHTARI

theeverymom.com

Fuente: Cottonbro / Pexels

El ser humano quiere ser amado y dar amor. Es parte de nuestro ADN. El matrimonio es la formalización de este amor y compromiso entre dos individuos por tiempo indefinido. Es el tema de todos los cuentos de hadas, todas las novelas románticas y todas las comedias románticas. En muchos sentidos, la sociedad nos adoctrina a todos para estar en una búsqueda de por vida para «encontrar a la pareja» para luego casarnos y (con suerte) vivir felices para siempre. Por supuesto, sabemos que la vida y el amor son más complicados.

Estar casado y con hijos puede amplificar el amor entre una pareja y también causar estrés en el matrimonio. Hay muchas razones por las que el amor puede evolucionar en un matrimonio cuando hay niños de por medio. Por ejemplo, pueden surgir desacuerdos si cada padre tiene un estilo de crianza diferente . Las inseguridades financieras también pueden tensar un matrimonio. Independientemente de los altibajos en cualquier relación, participar en la consejería de pareja puede ser un método preventivo para mantener un matrimonio sano y fuerte.

Sin embargo, a veces, un matrimonio puede llegar a un punto en el que uno de los cónyuges se siente solo, insatisfecho y resentido, pero no quiere considerar el divorcio. Estos sentimientos no son anormales y, de hecho, suceden a menudo, aunque es un tabú discutirlos abiertamente. Por esta razón, nos comunicamos con Tracy K. Ross , una trabajadora social clínica licenciada, para que nos oriente sobre cómo navegar estos sentimientos en un matrimonio. Tracy apoya a las parejas en todas las fases de sus relaciones, incluso antes del matrimonio y después del divorcio 

 

A continuación, encontrará algunos consejos sobre cómo sobrevivir en un matrimonio cuando no le gusta su cónyuge pero siente que el divorcio no es una opción. Alerta de spoiler: ¡La esperanza de sanar el matrimonio todavía es posible!

 

¿Qué puede causar que las parejas casadas ya no se agraden? ¿Es común este sentimiento?

Tracy quería enfatizar la normalización de los sentimientos de desprecio que pueden surgir en las diferentes etapas de un matrimonio. “Estar casado significa que comparten lo mejor y lo peor de cada uno, y es imposible evitar por completo el ‘no gustarse’ o ponerse de los nervios”, dijo. Discutió algunas causas comunes que pueden contribuir a estos sentimientos negativos.

  • Hábitos incompatibles/diferentes
  • responsabilidades domésticas
  • Cuidado de los niños
  • Relación con el tiempo (por ejemplo, quién siempre llega tarde frente a quién siempre llega a tiempo)
  • Uno de los socios toma más iniciativa que el otro.
  • Falta de tiempo juntos como pareja.
  • falta de intimidad
  • Falta de diversión en la relación.
  • Sentir insatisfacción con uno mismo (que se puede proyectar en el cónyuge)

De todas estas posibles causas, Tracy enfatizó que la falta de tiempo para concentrarse el uno en el otro puede ser la causa subyacente de sentirse desconectado en un matrimonio. En lugar de pasar tiempo de calidad, la relación se ha transformado en listas de «cosas por hacer» en lugar de una verdadera intimidad y conexión. Otra causa común que puede generar sentimientos negativos en un matrimonio es cuando las parejas evitan “conversaciones difíciles o cargadas de conflictos” que en última instancia generan resentimiento, lo que “erosiona la relación”. Tracy nos recordó que estos “problemas y sentimientos no abordados no desaparecen, encuentran una expresión y una salida de otras maneras”, como sentir que ya no te gusta tu cónyuge.

 

¿Cómo puede sobrevivir un matrimonio cuando una pareja (o ambas partes) no se gustan?

Según Tracy, un matrimonio puede sobrevivir, pero se necesita intencionalidad de ambas partes para reavivar lo que se ha perdido. ¿Recuerdan cuándo se conocieron y cuánto tiempo invirtieron en conectarse? Tracy dijo que durante esta etapa de la relación, «la empatía es alta y el deseo de ser lo mejor de ti mismo» anula las expectativas de la relación. Pero con el tiempo, la vida sucede y pueden surgir sentimientos negativos cuando la conexión se vuelve tensa. “No gustarse el uno al otro es a menudo un síntoma de negligencia en la relación”, dijo Tracy.

Los sentimientos de “no gustarle a su cónyuge” pueden ser los siguientes:

  • Dimes y diretes
  • Mala comunicación
  • Falta de diversión e intimidad. 
  • Estrés mal dirigido a la pareja

Lo que sucedió es que los aspectos «malos» o desafiantes de un matrimonio tomaron el centro del escenario y las cualidades «buenas» de su relación ahora están en un segundo plano. Según Tracy, “el antídoto es crear buena voluntad y una conexión [significativa]” entre ambos socios. Estos sentimientos positivos pueden inspirar a la relación a sanar y crecer. Tracy señaló que esta inversión en el matrimonio es algo en lo que ambos cónyuges deben trabajar constantemente para mantener “buena voluntad y empatía” entre sí. Además, hacer un intento consciente de no evitar más las conversaciones difíciles puede salvar la división de la relación.

Tracy dijo que las parejas deberían abordar la falta de conexión. “El primer paso es centrarse en la curiosidad y la escucha. Deja de hacer suposiciones sobre lo que piensa y siente tu pareja o cuál puede ser su motivación”, sugirió Tracy. Esta perspectiva de mente abierta puede abrir corazones y mentes para recuperar la cercanía en el matrimonio y para que “los sentimientos de aversión comiencen a disiparse”. 

 

¿Cómo puede proteger a sus hijos cuando se siente desconectado en su matrimonio?

Los niños son pequeños seres humanos impresionables que pueden verse atrapados sin querer en el fuego cruzado cuando una pareja no está en buenos términos. Tracy siente que es muy importante proteger a los niños de cualquier pelea o problema de los adultos. Tracy aconsejó a las parejas “que eviten recurrir a sus hijos para satisfacer sus necesidades emocionales. Esto puede venir en la forma de usarlos como confidentes, especialmente cuando no recurres a tu pareja”.

Es mejor no hablar de su cónyuge de manera negativa o despectiva con sus hijos, lo que incluye evitar golpes sutiles a su pareja. En cambio, Tracy quiere que los padres mantengan límites saludables con sus hijos. Ella compartió que “sus hijos necesitan que sean padres, no amigos” para ellos. Si has involucrado a tus hijos en un desacuerdo con tu pareja, Tracy nos recordó que nunca es demasiado tarde para reparar la relación con tus hijos.

 

pareja con bebe

Fuente: Katie E. | pexels

 

¿Cuáles son las señales de alerta que las parejas casadas deben tener en cuenta cuando el divorcio debe ser la única solución?

A Tracy le gustaría que las parejas supieran que existe una diferencia entre el abuso en el matrimonio y la falta de conexión. Las siguientes son algunas señales de alerta que pueden llevarlo a considerar el divorcio como una opción viable:

  • Abuso
  • Adiccion
  • Falta de seguridad 
  • Infidelidad
  • Traición 

Hay dos personas en un matrimonio y, por lo tanto, hay dos personas que necesitan responsabilizarse de sus aportes en la desconexión de la relación. Si uno o ambos socios no asumen ninguna responsabilidad por sus acciones y, en cambio, se enfocan en culpar al cónyuge, esta también puede ser otra razón para considerar el divorcio.

 

¿Es posible volver a enamorarse una vez que existen sentimientos de disgusto y resentimiento? ¿Cómo pueden las parejas casadas reavivar la intimidad y la cercanía perdidas, especialmente si hay niños de por medio?

Es absolutamente posible reavivar la conexión que está latente, pero se requiere el trabajo intencional de ambas partes para reavivar la relación.

Primero, Tracy aconsejó a las parejas que encuentren y expresen empatía y aprecio mutuo “incluso en formas pequeñas o aparentemente insignificantes”. Esto requiere inversión por parte de ambos cónyuges y la voluntad de ser vulnerable y explorar las causas de la insatisfacción en un matrimonio. 

Priorizar la relación es clave para que no solo sobreviva sino que también prospere. Además, dejar de lado el resentimiento y otros sentimientos negativos puede liberar a la pareja para encontrarse una vez más. Si ambas personas en el matrimonio están motivadas (o incluso parcialmente motivadas) para sanar su vínculo, un terapeuta matrimonial puede ayudar a facilitar los pasos necesarios para reparar la conexión.

Puede parecer desalentador al principio, pero Tracy dijo que «el camino de regreso es sorprendentemente accesible» si la pareja está «comprometida, motivada y dispuesta a ser vulnerable» en nombre del amor y el respeto por el matrimonio y el uno por el otro. 

 

escrito por CARMEN GARCIA-SHUSHTARI

Fuente: Cottonbro / Pexels

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.