“¿Visionario Stroessner? ¿O sumiso entregador?” por Rafaela Guanes de Laino

En su reciente encuentro en el puente inconcluso “de integración”, Abdo Benítez volvió a recordar al corrupto dictador Stroessner en su condición de “visionario”. No pierde ocasión de mentar a su guía espiritual.

Jun 8, 2022

Rafaela Guanes de Laino

Presidenta de la Fundación Manuel Gondra

En su obra “Itaipú: Fraude y Entrega”, publicada en los años 70[1] el economista paraguayo Domingo Laino, desnuda la verdadera motivación de la construcción de la inmensa hidroeléctrica, que nada tiene que ver con las “luces” que Abdo adjudica a Stroessner.

La construcción de la hidroeléctrica Itaipú no puede ser abordada en forma aislada. Está ligada a la estructura,  el funcionamiento y la extranjerización de la economía brasileña, que en esa década recibía el más elevado monto de inversión norteamericana de Latinoamérica. Su visible crecimiento industrial se sustentaba en la integración en su economía de un fuerte volumen de capital internacional.

Sucedía entonces que el déficit de energía de Brasil se constituía ya en una seria traba para el avance de su modelo económico. Las grandes fábricas multinacionales no podían funcionar. Brasil necesitaba con suma urgencia la construcción de la inmensa hidroeléctrica, para la que aportamos las aguas del Paraná y mucho más.

Fue nuestro gran vecino territorial quien decidió la utilización de los recursos hidráulicos del río Paraná para obtener la energía que tanto ansiaba.

Pero…. además de cumplir con las expectativas brasileras, el “visionario” le otorgó la materia energética a un precio “excepcionalmente bueno”, dicho por el propio Ministro de Minas y Energía del Brasil ante la Cámara de Diputados de su país.

¡De “visionario” nada! ¡De sumiso entregador de nuestros recursos todo! Eso fue el dictador Stroessner. Un cumplidor de ventajas ajenas, que ni siquiera tuvo el coraje de exigir, al menos, energía gratuita para nuestro país. Al contrario, seguimos a oscuras y con cortes de energía cada vez más frecuentes.

fuente: radio ñanduti

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.