Qué triste si para la vacuna se diese prioridad para los más ricos