Sylvester Stallone estuvo a punto de morir durante la grabación de Rocky IV

El actor, quien además dirigió la película, quería que todo fuera tan real, que propuso que para la escena final hubiera un verdadero intercambio de golpes

 

Desde hace 45 años Sylvester Stallone ha interpretado a Rocky Balboa, papel que lo catapultó al estrellato, pero que además le valido tres nominaciones al Oscar: una como mejor actor en 1976, por mejor guión en 1976 y otra como actor de reparto en 2016, pero este personaje tan querido para el actor estuvo a punto de matarlo durante la cuarta entrega de la saga.

Grabada durante la época de la «Guerra Fría» entre Estados Unidos y Rusia, Stallone trabajó en un guión en el que ambas naciones se enfrentarían, pero en el cuadrilátero, pues como lo dice el personaje «es mejor ver a dos personas golpearse, que a 20 millones». Debido a que el mismo Sly dirigió Rocky IV, la exigencia que imprimió en cada escena es captada por los espectadores.

Pero el mismo Sylvester quería que la pelea final entre Rocky e Ivan Drago, interpretado por Dolph Lundgren, fuera tan real, por lo que propuso que hubieran golpes verdaderos, lo que provocó el escurrimiento de sangre y una lesión de gravedad.

Boxeando de verdad

De acuerdo con una serie de entrevistas que otorgó Stallone, durante el intercambio de golpes, Lundgren habría puesto mucha fuerza en uno de sus ganchos que provocó que el esternón de Sly chocara contra su corazón, lo que ocasionó que se hinchara este órgano hasta que le costó mucho trabajo respirar al actor que interpreta a Rocky.

 

heraldodemexico.com.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *