Si tienes hijos, hijastros o nietos

¡Buen día! ¿Sabía usted que mientras trabaja contribuyendo a su Seguro Social también va creando una protección para otras personas importantes en su vida: sus hijos? Cuando usted reciba nuestros beneficios de retiro o incapacidad o si fallece —estando asegurado— y reúne ciertos requisitos, sus hijos biológicos, adoptados, hijastros y nietos podrían cobrar beneficios adicionales.

¿Quiénes cualificarían como sus hijos? Salvo poquísimas excepciones, los hijos deben estar y mantenerse solteros. Sus hijos biológicos, legítimos o naturales nacidos dentro o fuera del matrimonio, así como los adoptados, cualificarán a beneficios, aunque no vivan con usted. Adoptado no es lo mismo que tener custodia legal. Un juez tiene que ordenar que su nombre aparezca como el nuevo padre o madre adoptivo(a) en el certificado de nacimiento.

Sus hijastros cualifican si usted continúa casado legalmente por más de un año con la madre o padre biológico y demuestra que mantiene económicamente al menor. Evaluaremos todos sus ingresos, los del padre o madre biológico(a) y los del hijastro(a) —incluyendo pensión alimentaria— para determinar si usted lo mantenía económicamente. Si ustedes se divorcian, los beneficios para el(la) hijastro(a) terminarán.

Sus nietos pudieran cobrar beneficios solamente si los dos padres del menor han muerto o se incapacitaron antes de usted comenzar a recibir sus beneficios de Seguro Social o fallecer. Además, usted debe probar que mantiene o mantenía económicamente al nieto.

¿Cuándo pagamos a los hijos? Usted ya debe estar cobrando sus beneficios de retiro, incapacidad o haber fallecido asegurado para que podamos considerar pagar beneficios a sus hijos. Estos pueden cobrar beneficios mensuales hasta que cumplan sus 18 años. Podríamos extender su beneficio entre los 18 y 19 años si estudian a tiempo completo en escuela superior o grados inferiores.

Supongamos que Bejuco y Cholón son amigos que reciben beneficios como hijos bajo el récord de Seguro Social de sus respectivos padres. Ambos cursan el duodécimo grado y esperan graduarse de escuela superior en mayo de este año. Bejuco todavía tendría 17 años cuando se gradúe, por lo que continuará cobrando beneficios hasta que cumpla los 18. Sin embargo, aunque Cholón cumplió sus 18 años en diciembre pasado, él continuaría cobrando beneficios hasta que se gradúe de escuela superior (en mayo) siempre y cuando esté estudiando a tiempo completo.

Los hijos también pueden cualificar luego de los 18 años si padecen alguna condición incapacitante que surgiera antes de que cumplieran sus 22 años. Si usted todavía no cobra sus beneficios y tiene un(a) hijo(a) incapacitado(a), conserve copias de los récords médicos, así como los nombres, direcciones y números de récord de todos los doctores, escuelas, hospitales y agencias que hayan atendido sus condiciones incapacitantes. Al usted fallecer o cuando solicite beneficios de retiro o incapacidad, independientemente de la edad que tenga su hijo(a) en ese momento, debemos conocer dónde recibió tratamiento médico antes de que cumpliera sus 22 años para evaluar su incapacidad y pagarle beneficios.

¿Me disminuyen mi beneficio? No reducimos su beneficio de retiro ni incapacidad para pagar a otras personas bajo su récord a menos que un juez emita una orden relacionada con pensión alimentaria. En general, luego de que calculamos su beneficio de retiro o incapacidad, determinamos si hay dinero adicional para pagar a su cónyuge e hijos elegibles. En ciertos casos por incapacidad, no hay dinero adicional disponible porque el trabajador aportó lo mínimo para asegurarse y solamente podemos pagar su propio beneficio. Dividiríamos esta cantidad disponible —si alguna— entre todos los hijos, hijastros, adoptados y nietos elegibles, así como su cónyuge, si también cualificara a beneficios. Si nadie cualifica, no podemos pagar este dinero al trabajador ni a otra persona.

Supongamos que don Yoyo cobra $1,000 mensuales por incapacidad y hay $500 adicionales disponibles para posibles beneficiarios. Don Yoyo tiene diez hijos que cualifican a beneficios: Yaya, Yeye, Yiyi, Yoyito, Yuyu, Zaza, Zeze, Zizi, Zozo y Zuzu. Al dividir los $500 entre sus diez hijos, cada uno recibirá $50 mensuales. Poco tiempo después, nacieron sus hijas gemelas Alpha y Beta, por lo que dividiremos los $500 entre los doce hijos elegibles. Cuando algún hijo deje de cualificar, aumentaremos los beneficios a quienes todavía cualifiquen en este récord. En todo caso, Don Yoyo seguirá cobrando su beneficio por incapacidad normalmente.

Por otro lado, doña Emperatriz recibe beneficios de retiro de $1,000 mensuales y hay $500 disponibles para pagar a otros posibles beneficiarios. Ella no tiene cónyuge ni hijos que cualifiquen a beneficios. Por lo tanto, nadie cobraría estos $500 adicionales.

Aclare dudas en www.segurosocial.gov, nuestros servicios automatizados en 1-800-772-1213 o llamando a su oficina local de Segur Social, disponible tras hacer clic in ‘Locate an Office by Zip’ e ingresar su código postal en www.ssa.gov/locator/.

 

FUENTE: www.elvocero.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.