«Se me pidió que fuera ciego, sordo y mudo»: Exmayordomo de Epstein testifica en el juicio de Maxwell y revela lo que pasaba en una de las mansiones

El testigo sostuvo que se le entregó un folleto con instrucciones detalladas, advirtiéndole que mantuviera en secreto las actividades o el paradero de la pareja.

El exadministrador de una de las mansiones del magnate estadounidense Jeffrey Epstein, brindó este jueves detalles sobre su relación con el multimillonario en el marco del juicio por tráfico sexual contra Ghislaine Maxwell, examante y supuesta proxeneta del fallecido financista.

Juan Alessi, de 71 años, quien durante la década de 1990 trabajó como mayordomo de la pareja en una residencia de Palm Beach (Florida, EE.UU.), subió al estrado y testificó que se le entregó un folleto con instrucciones detalladas, advirtiéndole que mantuviera en secreto las actividades o el paradero de sus patrones, recoge Reuters«Se me pidió que fuera ciego, sordo y mudo», agregó.

El testigo detalló que Epstein recibía a «muchas, muchas» invitadas mujeres en su residencia, incluidas dos que parecían ser menores de edad.

Una de ellas, identificada como ‘Jane’, declaró en días previos que tuvo varios encuentros sexuales con el multimillonario estadounidense, entre los años 1994 y 1997. Además, apuntó contra Maxwell, quien, según la declarante, se encontraba presente en aquellos momentos mostrándose «muy despreocupada», «como si no fuera gran cosa».

En sintonía, Alessi describió a ‘Jane’ como «sorprendentemente hermosa» y recordó haberla llevado desde la casa en Palm Beach hasta el aeropuerto, donde la vio subirse a un avión junto a la pareja. Asimismo, señaló que vio su nombre en un directorio de masajistas a las que llamaba para programar encuentros con el magnate, a veces por indicación de Maxwell.

‘Jane’, por su parte, especificó que la inculpada le daba instrucciones sobre cómo brindarle masajes sexuales a su exnovio y que a veces participaba físicamente.

Maxwell se enfrenta a seis cargos por presunta conspiración con Epstein y colaboración en sus abusos contra menores de edad. Si es declarada culpable, puede pasar hasta 80 años en prisión. La sospechosa ha negado todas las acusaciones.

Fuente: RT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.