09/19/2021

Se ahonda la crisis política y social en Bolivia con violentos bloqueos de rutas

Clarin-Argentina
La crisis política en Bolivia estalló con fuerza esta semana y afectó seriamente la situación social y sanitaria del país a raíz de los múltiples bloqueos de rutas y autopistas protagonizados por militantes del Movimiento al Socialismo (MAS), de Evo Morales, y dela Central Obrera Boliviana (COB), quienes así manifiestan su rechazo a la postergación de las elecciones para octubre.
El enfrentamiento entre el gobierno interino de Jeanine Áñez y la oposición, encarnada puntualmente por los seguidores de Evo, se intensificó con cruces de acusaciones sobre la falta de oxígeno en los hospitales, especialmente ante el cuadro dramático de la pandemia de coronavirus que viene creciendo peligrosamente, y que este sábado alcanzó los 3.524 fallecidos y 87.891 contagiados.
El suministro de oxígeno medicinal ha generado una notable preocupación en el país del altiplano, donde el gobierno interino culpa de los problemas de abastecimiento a los bloqueos en carreteras. Los convocantes de estas protestas, por su parte, aseguran por el contrario que permiten el paso de camiones cisterna.
El ministro interino de Gobierno (Interior), Arturo Murillo, dijo que los camiones cisternas con oxígeno estuvieron varados por una semana debido a los bloqueos, y anunció procesos contra manifestantes por crímenes de lesa humanidad y delitos como terrorismo. El Ejecutivo ya había denunciado ante la Organización de Estados Americanos y la ONU que al menos 31 enfermos murieron en los últimos días por no recibir oxígeno.

Una de las más activas en ese sentido fue la canciller de Bolivia, Karen Longaric, quien acusó a Morales de “incitar” la violencia en el país, y aseguró que el MAS busca “el caos, la confrontación y la muerte” en un momento tan crítico para Bolivia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *