Receta: ¿cómo se prepara la pasta carbonara?

La pasta carbonara es un plato tradicional de la cocina italiana. Con una maravillosa mezcla de sabores que se desprenden de sus ingredientes principales: el tocino y el queso parmesano logran despertar los paladares de quienes son admiradores del buen arte de comer.

 

Un poco de la historia de este plato

La pasta a la carbonara es un plato tradicional italiano que se dio en Lacio, específicamente en Roma. Existen historias muy particulares alrededor de esta receta, pero tal vez la que más relevancia ha cobrado con el pasar del tiempo, fue la que se dio durante la Segunda Guerra Mundial.

Algunos historiadores cuentan que cuando se desarrolló este conflicto militar entre 1939 y 1945, las tropas británicas decidieron alzar su voz, y manifestar su inconformismo con el plato que les servían a diario: huevos fritos con tocineta. La innovación culinaria envolvió la cocina de ese tiempo, dándole una idea a la encargada de la alimentación de este grupo de personas. Esta mujer decidió utilizar pasta, y hacer una mezcla con huevos, queso parmesano, aceite de oliva, pancetta y pimienta negra, logrando una salsa exquisita como acompañante a la tradicional pasta. La buena noticia: sus comensales no pudieron resistirse ante tal delicia.

INGREDIENTES (Para 4 porciones)

120 gr de queso pecorino o parmesano

400 gr de spaghetti

120 gr guanciale o panceta

4 yemas de huevo

PREPARACIÓN

Poner el guanciale/panceta a fuego bajo para que se dore y suelte su grasa (10 a 12 minutos aprox.). Es importante no dejar que se queme porque se puede tornar amargo. Mientras tanto se debe cocinar la pasta parcialmente, es decir, si el paquete de la pasta dice que debe cocinarse 12 minutos, debes cocinarla aproximadamente por 7 minutos.

Rallar el queso pecorino/parmesano por la parte más fina del rallador y mezclar con las cuatro yemas de huevo hasta alcanzar la consistencia de una crema espesa.

Cuando el guanciale/panceta esté dorado y crocante, retirar del sartén y reservar. (No te olvides reservar a fuego muy bajo, en el sartén la grasa que soltó el guanciale/panceta)

Cuando se cumpla tiempo de cocción de la pasta (7minutos) debes pasarla directamente al sartén con la grasa donde se doró el guanciale, y agregar entre uno y dos cucharones del agua donde se coció la pasta.

Poner el sartén con la pasta a fuego alto y dejar cocinar durante aproximadamente 4 minutos y apagar el fuego.

Agregar a la pasta el guanciale que se reservó y la crema que se hizo con el queso y el huevo. Mezclar continuamente para evitar que se coagulen las yemas.

Agregar pimienta negra recién molida.

Servir y decorar con un poco más de queso rallado.

El Espectador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *