Por qué deberías comer un plátano maduro después de hacer ejercicio

El plátano es una de las frutas tropicales más consumidas en España. Posee numerosas propiedades que aportan diferentes beneficios al organismo. Sin embargo, pocas personas saben que el valor nutricional de los plátanos va variando a medida que va madurando.

En muchas ocasiones, se puede ver a los deportistas comiendo un plátano en mitad de un partido o al final de la práctica deportiva, algo que también se recomienda hacer a cualquier persona que realice ejercicio, ya que el plátano es una de las frutas con un índice glucémico mayor.

¿Qué beneficio tiene comer plátano maduro?

Dependiendo de la madurez del plátano, este tendrá un mayor o menos índice glucémico: cuanto más maduro, mayor es el índice glucémico. Esto significa que su azúcar pasa rápidamente a la sangre, por lo que se consigue energía de forma fácil durante el entrenamiento o para recuperarse tras el ejercicio. 

Por otro lado, además de suponer un aporte energético rápido y saludable, también puede ayudar a evitar calambres musculares durante la práctica deportiva o al final de la misma.

También hay que saber que el plátano, aunque apenas contiene proteínas (1,2%) y lípidos (0,3%), su contenido en estos nutrientes es mayor que en otras frutas. Pero, sobre todo, destaca en su composición la riqueza en hidratos de carbono (20%).

Tal y como explican desde la Fundación Española de Nutrición (FEN), a medida que el plátano madura, el almidón que contiene se va convirtiendo en azúcares sencillos como sacarosa, glucosa y fructosa. «Por ello, el plátano es una fruta suave y bastante digerible siempre que esté maduro», explican como otro de los beneficios de comer el plátano cuando está maduro.

Por el contrario, el almidón presente en el plátano cuando está verde lo hace difícil de digerir, resultando indigesto y pudiendo originar flatulencias y dispepsias, según indican desde FEN.

Entre otros beneficios, el plátano contiene inulina y otros fructooligosacáridos que no son digeribles por las enzimas intestinales, lo que provoca que estos lleguen al tracto final del intestino, produciendo efectos beneficiosos sobre el tránsito intestinal.

Por último, el plátano es fuente de potasio que contribuye al funcionamiento normal de los músculos y es rico en vitamina B6, que contribuye al correcto funcionamiento del sistema nervioso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *