Periodista Colombiano pide que Paraguay haga una denuncia penal contra las FARC por el secuestro de Cecilia Cubas

El periodista, investigador y reportero de guerra de Colombia, Herbin Hoyos Medina manifestó que a raíz de las indagaciones que realizó en relación al secuestro de Cecilia Cubas solicitó que se contacten con él para poder brindar la información recabada para que desde Paraguay se presente una denuncia penal contra las FARC.

 

«Yo investigué, incluso le solicite al Gobierno paraguayo y lo haré de manera formal con las pruebas y con el contacto de personas que participaron en este acto criminal contra Cecilia Cubas en el secuestro, la planeación y la ejecución para que el Gobierno Paraguayo o un grupo jurídico de Paraguay que se quiera poner en contacto conmigo y les daré los contactos para que le pongan, les solicitamos que les pongan, una denuncia penal a las FARC y a toda su cúpula», sostuvo.

Mencionó que se debe de empezar  por Rodrigo Granda «uno de los cabecillas que participó en esta acción criminal contra Cecilia Cubas para que les pongan una denuncia penal en Paraguay, que sean juzgados en Paraguay y que desde allí se demande una orden de captura contra estos criminales».

Así también, afirmó que van a buscar cerrarles las puertas donde secuestraron ciudadanos y aseguró que pretenden que las víctimas  de diversos países pongan las denuncias penales correspondientes ya que indicó que las  habrían asesorado «a grupos terroristas» en latinoamerica e incluyó al EPP.

Cecilia Cubas fue secuestrada el 21 de setiembre del año 2004 en la vía pública, en los límites de las ciudades de Fernando de la Mora y San Lorenzo, por parte de cinco hombres armados, que habían interceptado su camioneta.

Su muerte se confirmó el 16 de febrero de 2005, tras el hallazgo de su cuerpo en una casa ubicada en el barrio Mbocayaty de Ñemby.

 

El periodista, investigador y reportero de guerra de Colombia, Herbin Hoyos Medina recordó su dura experiencia cuando fue secuestrado por las FARC durante un reportaje. Relató que durante los 17 días que estuvo en cautiverio fue custodiado por niños de 12 años aproximadamente quienes desde pequeños ya eran sometidos a entrenamientos para alistarlos para el combate. “Los convierten en asesinos y en maquinas de guerra”.

 

«Las FARC reclutan niños desde los siete años en adelante, yo fui custodiado por guerrilleros que tenían 12 años y otros 14 o 15 años y yo les preguntaba cuantos años ya llevaban allí y me decían como cinco o cuatro años, es decir que fueron ingresados a edades muy pequeñas y eran los más duros en el combate», acotó.

«Los que tenían más agilidad para disparar eran ellos. Así los entrenan, el entrenamiento con los niños es absolutamente salvaje y cruel, los convierten en asesinos y en maquinas de guerra, los convierten en unos seres absolutamente despiadados», expresó.

«Una vez yo ya no podía caminar porque me corté el pie porque allí me tenían descalzo y  en un momento me caí y le dije al pequeño que me mate porque no iba a poder seguir, le tomé la punta del arma y apunté a mi cabeza y él lo iba a ser pero consultó a otro si podía hasta que le dijo que no ya que yo debía seguir con vida, si no fuera por eso me habría disparado. Los convierten en asesinos desde niños», comentó.

Contó que durante las noches cuando los niños se encontraban descansando, los adultos los despertaban para que hagan guardia y en algunas ocasiones se solían quedar dormidos y relató que si los adultos se daban cuenta de eso sometían a votación si se merecían el fusilamiento por ello.

Mencionó que los niños eran reclutados por las FARC bajó «mentiras» y cuando llegan en el lugar se «estrellan contra la cruel y criminal realidad de la guerrilla», les dicen que en las guerrillas van a poder jugar lo que los padres no los dejan, que allí no se los va a castigar y que tendrán una heladera llena de helados y de frutas. Agregó que según testimonios, en una ocasión lograron concentrar 300 niños.

Señaló que tras reclutar a los menores ingresan al entrenamiento de inmediato donde tienen que matar a uno o dos niños para que los demás tengan miedo y no haya desobediencia en el grupo.

El comunicador refirió que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia anteriormente secuestraban a los periodistas por la recompensa y por otro lado los mantenían cautivos durante un tiempo y luego los liberaban con el fin de que difundan sus ideas.

 

Fuente: Radio Ñanduti

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *