Otorgan Nobel de Química a desarrolladoras de la edición del genoma

Los ganadores del Nobel de Química son Emmanuelle Charpentier y Jennifer A. Doudna, ya que con su trabajo han contribuido a crear nuevas terapias contra el cáncer.

Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna fueron denominadas como las ganadoras del Premio Nobel de Química 2020 por el desarrollo de un método para la edición del genoma, informó, el organismo a cargo de los galardones.

Emmanuelle Charpentier y Jennifer A. Doudna descubrieron una de las herramientas más precisas de la tecnología genética: las tijeras genéticas CRISPR/Cas9″, dijo la Real Academia de las Ciencias de Suecia en un comunicado sobre la concesión de los 10 millones de coronas suecas (1,1 millones de dólares) del premio.

El comité señaló que “esta tecnología ha tenido un impacto revolucionario en las ciencias humanas, está contribuyendo a nuevas terapias contra el cáncer y puede hacer realidad el sueño de curar enfermedades hereditarias”.

“La capacidad de cortar el ADN donde uno quiera ha revolucionado las ciencias de la vida”, dijo a los periodistas Pernilla Wittung Stafshede, miembro de la Academia de Ciencias.

Charpentier, francesa, y Doudna, estadounidense, se convierten en la sexta y séptima mujer en ganar un Nobel de Química, uniéndose a mujeres como Marie Curie, que lo ganó en 1911, y más recientemente, Frances Arnold, en 2018.

 

Siguiendo la tradición, el de química es el tercer premio anunciado cada año y se suma a los de medicina y física desvelados a principios de esta semana.

Imagen

Los premios por logros en ciencia, literatura y paz fueron creados y financiados en el testamento del empresario sueco e inventor de la dinamita Alfred Nobel y han sido entregados desde 1901. Posteriormente se añadió el de economía.

La pandemia de Covid-19 redibujó la entrega de los Nobel, ya que muchos de los eventos tradicionales, como el gran banquete, se han cancelado o bien se han trasladado a internet, mientras la investigación de la enfermedad -sobre todo la búsqueda de una vacuna- sigue centrando el interés científico.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *