Máscaras N95 gratuitas: ¿Son realmente más efectivas que las máscaras de tela?

¿Es esta la opción más segura cuando se trata de mascarillas?

nte un aumento de casos positivos gracias a la variante Omicron, las autoridades sanitarias han pedido mejorar el tipo de mascarilla que utilizamos en nuestras actividades diarias, haciendo un llamado a evitar las de algodón y tela, prefiriendo así las desechables, especialmente la variedad N95 y KN95 .

Estos modelos mencionados han demostrado ser más efectivos en la protección contra las micropartículas del coronavirus, señaló un estudio realizado por Joseph G. Allen , director del programa Edificios Saludables de la Escuela de Salud Pública TH Chan de la Universidad de Harvard .

Aunque los expertos recomiendan que las mascarillas se usen una sola vez, lo cierto es que estas pueden tener una vida útil más larga. Así lo detalló el académico de la Universidad George Washington, Michael G. Knight al Washington Post .

Su durabilidad está directamente relacionada con la correcta integridad que mantenga, la cual dependerá de cuántas veces y cuánto tiempo se haya utilizado. Esto cambia cuando su uso se ha prolongado por más de 6 horas. Por ejemplo, durante un turno de trabajo en el que has estado sudando y hablando continuamente, en ese momento estará muy sucio, explicó la profesional. Lo mismo ocurriría si se utilizara durante 3 horas pero a diario.

Se recomienda usar el KN95 solo hasta cinco veces, pero no por más de dos horas cada vez.

Cómo cuidar las mascarillas para alargar su durabilidad

Richard M. Carpiano de la Universidad de California , explicó que lo ideal es usar varios cubrebocas para rotar. Esto se debe a que es recomendable ‘darles un descanso’ entre usos.

“De esa manera, después de usar una mascarilla, se puede almacenar por unos días y luego volver a usar”, explicó el especialista en salud pública. Es importante recalcar que esta reutilización debe estar relacionada con la correcta integridad del producto, ya que si están visiblemente sucios o dañados, no se deben volver a utilizar.

Dejar que las mascarillas «respiren» sirve para darles tiempo de actuar y acabar con cualquier tipo de partículas virales. Por eso Carpiano recomienda dejarlos reposar por un período de 24 a 48 horas.

Para quitarse la máscara, Knight enfatizó que las personas deben lavarse y desinfectarse bien las manos antes de quitárselas. También recomendó que se haga desde las bandas elásticas, evitando así dañar y tocar el exterior que podría estar contaminado

La forma adecuada de almacenar una máscara para prolongar su uso es una bolsa de papel o malla, idealmente una que pueda ventilarse, dijo Christopher Sulmonte , gerente de proyecto de la unidad de biocontención de la Universidad John Hopkins.

Es normal que la mascarilla se moje, especialmente la KN95 que es bastante densa, por lo que se recomienda dejarla secar en un lugar bien ventilado y libre de posibles contaminantes. En el momento en que la máscara tiene manchas de suciedad o incluso olores alojados, es la primera señal de que necesita ser reemplazada.

Fuente: MARCA

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.