Mario Vargas Llosa: “Pedro Castillo representa la dictadura y el atraso”

Lima.-El escritor peruano reiteró su apoyo a Keiko Fujimori y advirtió que si el candidato izquierdista gana el ballotage sería la última elección libre en el.

Mario Vargas Llosa advirtió que el candidato a la presidencia de Perú Pedro Castillo “representa la dictadura y el atraso”, en un nuevo video enviado desde España para respaldar a Keiko Fujimori, la otra contendiente del ballotage del 6 de junio.

“Creo que Keiko Fujimori representa en estas elecciones la libertad y el progreso y creo que el señor Castillo representa la dictadura y el atraso”, remarcó el reconocido escritor en la grabación, transmitida en una ceremonia en la que la líder de Fuerza Popular firmó un compromiso para respetar la democracia.

El Nobel de literatura explicó que la razón por la que apoya a Fujimori es porque “si nosotros elegimos a Pedro Castillo probablemente no haya más elecciones libres en la historia del Perú”, ya que considera que el partido Perú Libre instaurará “un sistema socialista o comunista que va a añadirse a Venezuela, Cuba y Nicaragua”.

Vargas Llosa reiteró: “No quiero que mi país sea la potencial Venezuela, donde cinco millones han huido para encontrar trabajo y no morir de hambre”.

El referente de la Fundación Libertad se refirió al gran rechazo que existe en Perú contra el fujimorismo y explicó por qué apoya a la candidata luego de años de oposición a su movimiento político. “Yo los comprendo creo que entre los peruanos he sido uno de los que ha censurado de manera más crítica y sistemática al señor Fujimori desde que a los dos años de asumir el poder dio un golpe de estado. (…) Creo que la señora Fujimori ha hecho suficientes explicaciones de los errores que ha cometido en el pasado, ella se ha comprometido de una manera absolutamente categórica a respetar las disposiciones constitucionales para abandonar el poder automáticamente a los cinco años, ha prometido respetar sistemáticamente el derecho de crítica en la prensa, se ha comprometido a respetar el poder judicial y a no efectuar despidos ni renovaciones de esta institución fundamental”

Vargas Llosa también rescató el compromiso de no indultar al ex asesor Vladimir Montesinos, símbolo de la corrupción del fujimorato, pero no hizo alusión a la promesa de sacar de prisión a su padre, condenado por crímenes de lesa humanidad.

La postura de Vargas Llosa, anunciada semanas atrás, sorprendió porque ha combatido al fujimorismo de manera sistemática. De hecho, en 1990 el escritor fundó el Movimiento Libertad y se postuló para la presidencia de Perú, que perdió en segunda vuelta contra el propio Alberto Fujimori.

Incluso en 2011, pese a su antiizquierdismo, apoyó a Ollanta Humala, un ex militar antiguo aliado de Hugo Chávez, para evitar un triunfo de Keiko. “No va ocurrir, me niego a creer que mis compatriotas van a ser tan insensatos de ponernos en la disyuntiva de elegir entre el sida y el cáncer terminal, que es lo que serían Humala y Keiko”, había dicho previamente sobre ellos. En 2006, el Nobel había hecho campaña por Alan García, “el mal menor”, quien había sido uno de sus mayores adversarios políticos en la década de 1980, para evitar la victoria de Humala. “Dije que había que votar por él, aunque fuera tapándose la nariz”, matizó años más tarde.

La última vez que el autor de La ciudad y los perros hizo campaña fue en 2016, cuando llamó a votar por Pedro Pablo Kuczynski, un ex banquero de Wall Street que tuvo un opaco gobierno y renunció en marzo de 2018 salpicado por el escándalo de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht. “Sería una catástrofe para el Perú que se eligiera a Keiko Fujimori. Sería la reivindicación de una dictadura”, afirmó sobre la rival del banquero en el balotaje de 2016.

El domingo fue el último día habilitado para publicar sondeos por la prensa peruana y las dos encuestas arrojaron una diferencia menor al margen de error.

El simulacro de votación de la consultora IPSOS, publicado por El Comercio, arrojó un 51,1% para Castillo, frente al 48,9% de Fujimori, tomando en cuenta solo los votos válidos. Se trata de las mismas cifras halladas en el estudio realizado hace dos semanas, y un leve descenso de la ventaja para Castillo con respecto al simulacro hecho una semana atrás, ya que un porcentaje de los indecisos se inclinó por la líder de Fuerza Popular.

Por su parte, la encuesta del Instituto de Estudios Peruano, publicada en La República, sí mostró movimientos considerables en la última semana, favorables a la candidata derechista. Castillo obtuvo un 40,3% de las preferencias, un descenso de 4,5 puntos, mientras que Fujimori trepó a 38,3%, un aumento de 3,9 puntos. El sondeo también incluye a un 13% de personas que votarían en blano o nulo, un 6% de indecisos y 2% de personas que no planean sufragar.Infobae.

Fuente: IP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *