09/19/2021

La radio y el aporte de Jesús Amado Recalde

Fue una figura fundamental de la radiofonía nacional en las décadas pasadas. Poeta, periodista, glosista y autor teatral, dejó huellas a su paso, imprimiendo una nueva dinámica a la Radio Teleco, que marcó época bajo su dirección.

EMISORA IMPORTANTE

La memoria de la radio­fonía paraguaya regis­tra en la década de los años 60 la aparición de Jesús Amado Recalde Guanes “Papotín”, quien había nacido el 6 de abril de 1921. Intelec­tual de fuste, periodista y poeta, como director propie­tario de Radio Teleco volcó todo su talento y esfuerzo intelectual para convertir a ZP3 y ZPA3 en una de las más importantes emisoras de la época, en virtud a la poten­cia de sus emisiones, la cali­dad de sus programaciones musicales y periodísticas, el calificado nivel del perso­nal técnico así como las figu­ras consagradas que desde el micrófono informaban y comentaban con inmediatez y agilidad a los oyentes y a la sociedad los sucesos del día tanto nacionales como inter­nacionales.

Jesús Amado Recalde “Papotín”, en alguna plaza céntrica de Asunción por los años 50, al lado de sus sobrinos Víctor y Gustavo Genes. El primero de ellos fue
gran futbolista y luego DT de la selección nacional de fútbol. Foto
del archivo de Efraím
Martínez Cuevas.
Jesús Amado Recalde “Papotín”, en alguna plaza céntrica de Asunción por los años 50, al lado de sus sobrinos Víctor y Gustavo Genes. El primero de ellos fue gran futbolista y luego DT de la selección nacional de fútbol. Foto del archivo de Efraím Martínez Cuevas.

Como Radio Teleco, en los años 60, la mayoría de las emisoras tenían estudios en las zonas céntricas de Asun­cion y fue bajo la dirección de “Papotín” Recalde que Radio Teleco mudó sus estu­dios a la planta emisora de Tablada, en Trinidad, con lo que logró no solamente sor­tear las molestosas interrup­ciones de sus transmisiones, sino al mismo tiempo elevar la calidad de su señal local y amplificar el alcance de su onda corta difundiendo por casi todo el mundo las reali­dades del Paraguay.

Era una época en que las emisiones radiofónicas se expandían por el mundo gracias a la frecuencia de la onda corta con que con­taban la mayoría de las emisoras de entonces, hoy totalmente fuera de uso, sustituida por el servicio de internet. “Con orgullo, emo­ción, satisfacción y felicidad, ‘Papotín’ reportaba al aire los incontables testimonios del alcance internacional de la emisora, ya que constan­temente los oyentes y cole­gas radiales enviaban graba­ciones desde Japón, Suecia, Canadá, Estados Unidos de América y otros países de lejanas latitudes”, nos comenta Facundo Recalde Casartelli, también perio­dista como su padre, “Papo­tín” Recalde.

UN SLOGAN

Fue una emisora exitosa, caracterizada por la varie­dad de sus programaciones en las que lo artístico musi­cal y el género periodístico con el sello de su director sumaban una legión de oyen­tes apegados a cada uno de los programas diarios. Tanto era el éxito y la audiencia que “Papotín” Recalde acuñó el slogan de “ZP3 y ZPA3 Radio Teleco, la mejor emisora entre las mejores”.

Poemario de Jesús Amado Recalde,
“Sombra Sonora”, impreso en Talleres
Gráficos Lucania, Buenos Aires, año
1950. Inspirado y prolífico poeta, dio brillo al género literario.
Poemario de Jesús Amado Recalde, “Sombra Sonora”, impreso en Talleres Gráficos Lucania, Buenos Aires, año 1950. Inspirado y prolífico poeta, dio brillo al género literario.

Impulsado por el tempera­mento y el talento hereda­dos de su familia toda, hijo de Facundo Recalde y de Helena Guanes, “Papotín” –nieto de Alejandro Gua­nes– exhibió sus grandes virtudes de director de la emisora con la creación de originales programas pio­neros de la radiofonía para­guaya como “La tarde que se va”, espacio diario que acogió sus románticos ver­sos y se nutrió con su prosa original, lo cual le valió ser conceptuado por el perio­dista y escritor Efraín Mar­tínez Cuevas como el García Lorca de nuestras letras.

Bajo la dirección de “Papo­tín”, la audición La Onda Honda, conducida por su padre, el FA-RE de las letras paraguayas, Radio Teleco asumía una actitud edito­rialista altiva y digna de una patria libre y soberana. En dicho programa tenía una relevante participación una de las pioneras de la locu­ción femenina, la recor­dada Alma Blanca Recalde de Pecci.

PROGRAMA DE TURF

Como director de la emi­sora, “Papotín” respaldó y apoyó la creación del pro­grama “La Fusta”, la pri­mera audición turfística en la radiofonía paraguaya, conducida por Rubén Pecci Viveros con la participa­ción de Pablino Osorio, que cubría en vivo y en directo las carreras que se hacían todos los domingos en el Hipódromo Asunción, más conocido como Hipódromo de Tembetary del Jockey Club del Paraguay.

Como un hecho anecdó­tico, el hijo de “Papotín”, Facundo Recalde, recuerda que “Radio Teleco fue la pri­mera y la única que transmi­tió el gran clásico del 15 de agosto que marcó un hito en la historia del Jockey Club Paraguayo, considerando que por primera vez perdió en esa ocasión el caballo del general Andrés Rodríguez, siendo su verdugo ganador el pingo Saturno, del stud de Rubén Amado Pecci, locu­tor del programa “La Fusta”.

Lamentablemente, “Papo­tín” tuvo la poca suerte de tener que afrontar circuns­tancias externas financieras adversas, que le impidieron continuar y completar su gran labor como director de Radio Teleco y, contraria­mente a sus deseos y volun­tad, se vio obligado a trans­ferir su condición de director propietario de la emisora.

Sin embargo, por su aporte cultural e intelectual, Jesús Amado Recalde Guanes “Papotín” se ha ganado un espacio propio en la histo­ria de la radiofonía para­guaya como un protagonista importante que prestigió a la prensa radial del siglo XX y como un notable poeta y glosista que dio realce y gran valor artístico a cien­tos de programas de radio de diversas emisoras capitali­nas. Falleció el 18 de octu­bre de 1979.

 

DIARIO LA NACION.COM.PY

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *