12/07/2021

La historia de Ña Rosalina, un tesoro vivo del Paraguay

Las manos de Ña Rosalina Robles están cubiertas de historia. Ella es la última alfarera del ñai´ûpo con vida que existe en el país y sigue fascinando a todos con su sabiduría.

El oficio lo aprendió de su madre y de su abuela. Vive en la Compañía Peguajho del kilómetro 54 de la ciudad de Yaguarón, un lugar donde tradicionalmente se dedicaban a la elaboración del tembipuru (utensilios autóctonos de arcilla negra) de los esteros aledaños a la comunidad.

Entre los productos que principalmente se destacan en su quehacer diario está el ñaiúpyu (plato de arcilla) para hacer el típico “Mbeju Tova”.

Zulma Masi, directora de Protección del Patrimonio Cultural Inmaterial del IPA, comentó que Ña Rosalina es un verdadero tesoro vivo del Paraguay, su técnica es muy valorada en las piezas de cerámica.

“Venimos realizando este trabajo desde el 2019, identificando a estos maestros artesanos que con su saber y su técnica han hecho historia. En el 2019 identificamos 15 de ellos, en el 2020, 10 y este año buscamos reconocer a 10 más, personas con mayor edad que toda una vida estuvieron abocados a la artesanía poniéndole un gran valor y transmitiendo su conocimiento de generación en generación”, explicó Masi.

Dijo que no tuvieron oportunidad de un incentivo económico por las limitaciones de la institución, pero este reconocimiento hace que se generen acciones para promocionar el trabajo de los “tesoros vivos” y canalizar sus productos para los compradores.

“Necesitamos a estas personas para que nuestra cultura viva y se conserve. La artesanía fue escondida durante años y estos hombres y mujeres representan nuestra cultura y salvaguardan nuestros valores”, concluyó Masi.

EL ÑAI’ÛPO

El arte del ñai’ûpo está relacionado con la interacción con la naturaleza e historia, despertando un sentido de pertenencia, identidad y continuidad, promoviendo el respeto de la diversidad cultural y la creatividad.

Ya forma parte del patrimonio inmaterial de la nación y se acoge a los beneficios de la Ley de Protección del Patrimonio Cultural, garantizando que esta manifestación cultural se mantenga en el tiempo.

 

independiente.com.py

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *