Gran tormenta genera cortes de luz en EEUU y Canadá, además complica viajes terrestres y aéreos

Washington. – Una gran tormenta invernal cubrió ayer de nieve una franja de América del Norte y cortaba la costa este de Estados Unidos hacia Canadá, por lo cual se interrumpieron viajes y se cortó el suministro eléctrico a decenas de miles de hogares.

Alrededor de 120.000 clientes estadounidenses se quedaron sin electricidad a las 16H45 hora del este (18H45 hora argentina), según el portal PowerOutage.us, en especial en Virginia Occidental y los estados del sureste Carolina del Norte y del Sur y Georgia.

El transporte se vio seriamente afectado con miles de vuelos cancelados y una parte de la interestatal I95 cerrada en Carolina del Norte.

Cerca de 1.600 vuelos, dentro, hacia o desde Estados Unidos habían sido cancelados este mediodía, que se sumaron a las 3.000 cancelaciones del domingo, de acuerdo con el sitio de monitoreo FlightAware, informó la agencia de noticias AFP.

El aeropuerto internacional de Charlotte Douglas, en Carolina del Norte, fue el más afectado, con 1.200 vuelos cancelados, más del 90% de los viajes programados.

El Servicio Meteorológico Nacional (NWS, en inglés) dijo que «bajará lentamente la intensidad del viento», pero la nieve continuará cayendo hasta la noche en la parte alta de Nueva York y Nueva Inglaterra.

La nevada más fuerte, de 2 pies y 2,5 pulgadas (casi 70 centímetros) se registró en Ashtabula, Ohio, dijo la entidad.

«Impactos significativos por la nieve, el hielo, el viento y las inundaciones costeras continuarán a lo largo de una vasta área», advirtió el NWS en un tuit.

La tormenta generó daños por tornados en Florida, mientras en las Carolinas y en la parte alta de los montañosos Apalaches las condiciones climáticas generaron preocupación.

A su vez, poderosos vientos derribaron árboles y causaron inundaciones, con una marea de tormenta de 3,6 metros, reportada en Boston.

En Canadá, una buena parte de las provincias de Quebec y Ontario siguen afectadas por la tormenta de nieve o con advertencia de vientos fuertes, de acuerdo a la página web del Gobierno de ese país.

En Toronto, se esperaban unos 60 centímetros de nieve.

«Una tormenta histórica para la ciudad», tuiteó Anthony Farnell, jefe de meteorología del canal de televisión canadiense Global News.

En esa misma ciudad, la policía tuiteó que debieron cerrar dos secciones de la autopista debido al frío extremo y pidió a los conductores quedarse en casa.

Varias escuelas fueron cerradas y los buses escolares no estuvieron operando en Quebec ni en el sur de Ontario, incluida la zona de Toronto. Los estudiantes debían regresar este lunes a clases en ambas provincias tras las vacaciones.

Los conductores fueron prevenidos de peligrosas condiciones en las carreteras, así como de grandes problemas para viajar desde el sureño estado estadounidense de Arkansas hasta Quebec en Canadá.

Funcionarios en Estados Unidos también desaconsejaron conducir en varios estados y desplegaron equipos para manejar las emergencias, especialmente en el sur donde la nieve es mucho menos común.

El tercer lunes de enero es día festivo en Estados Unidos -conmemora el natalicio de Martin Luther King- por lo que las escuelas y muchos negocios están cerrados. Así, muchos conductores aprovechan el fin de semana largo para viajar, agregó AFP.

Estados Unidos ya experimentó a inicios de mes el caos invernal por fuertes nevadas luego de que una tormenta cubriera grandes áreas al noreste, y cientos de conductores estuvieron atascados por más de 24 horas en la I-95, eje vial que conecta con Washington.

Fuente: Télam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.