Gobierno británico ofrece subsidios a restaurantes y hoteles por avance del Ómicron

Londres.- El Gobierno británico anunció 1.300 millones de dólares en subsidios y otras formas de ayuda para permitir a la industria gastronómica y hotelera sobrevivir al embate de la variante Ómicron del coronavirus, cediendo a presiones de dueños de pubs, restaurantes y hoteles que han visto desplomarse sus ingresos tras advertencias de las autoridades sanitarias.

Los propietarios de los locales y hoteles del sector en Inglaterra que los soliciten y califiquen recibirán cada uno un subsidio de hasta 7.900 dólares por única vez, y otros 133 millones de dólares serán destinados a Gobiernos municipales para que ellos los distribuyan entre los negocios del ramo de sus localidades, dijo el ministro de Finanzas, Rishi Sunak.

Unos 200.000 establecimientos de toda Inglaterra se beneficiarán de las medidas, agregó el conservador Sunak.

El opositor Partido Labnorista dio la bienvenida al anuncio, pero líderes empresariales dijeron a la cadena BBC que la ayuda no alcanzaba.

Como la gente ha preferido evitar los eventos públicos, los pubs y los restaurantes han sufrido una ola de cancelaciones durante la crucial temporada navideña, además de un faltante de personal debido a que muchos empleados han tenido que aislarse por haberse contagiado de coronavirus o haber estado en contacto con personas infectadas.

Muchos museos y teatros también han cerrado sus puertas.

“Con el aumento de los casos por Ómicron, la gente está haciendo lo correcto y ejercitando mayor precaución mientras continúan con sus vidas, lo cual está impactando en nuestros sectores hotelero, del entretenimiento y cultural en lo que típicamente es el momento del año con más trabajo», dijo el primer ministro Boris Johnson en un comunicado.

“Por eso que estamos tomando medidas inmediatas», agregó, informó la cadena BBC.

Este mes, el funcionario de salud número uno de Inglaterra urgió a la ciudadanía a limitar sus contactos sociales y priorizar los eventos a los que desea asistir para Navidad y Año Nuevo.

El mensaje llegó luego de que el Reino Unido registrara este mes las mayores cifras de casos diarios de coronavirus de toda la pandemia, incluyendo un récord de más de 93.000 la semana pasada, lo que generó temores de un colapso de los hospitales.

A principios de mes, el Gobierno de Johnson restableció la obligatoriedad de usar tapabocas en locales y ordenó a las personas que muestren un comprobante de vacunación o una prueba negativa de coronavirus antes de ingresar a clubes nocturnos y otros lugares concurridos.

Los científicos que asesoran al Gobierno han recomendado mayores restricciones todavía, como toques de queda o topes al número de personas que pueden reunirse, pero Johnson dijo ayer que por ahora no habrá confinamientos.

En su lugar, el premier conservador apuesta a las vacunas, por lo que ha urgido a la gente a darse una dosis de refuerzo para reducir la propagación de Ómicron.

«La estrategia de apertura/cierre está crucificando la industria», dijo Michael Kill, presidente de la Asociación de Industrias Nocturnas.

«Cada libra cuenta, pero este paquete es demasiado poco y bordea lo insultante», agregó.

Científicos dicen que la variante Ómicron se propaga más rápido que otras, incluyendo la Delta, que ya había provocado enormes picos de contagios en muchos países del mundo.

La evidencia preliminar indica que Ómicron también da cuadros clínicos más leves y que podría evadir las vacunas.

Incluso si no provocara enfermedad tan severa, la variante igual podría sobrecargar los hospitales por la enorme cantidad de casos.

Fuente: Télam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.