Encuentran el barco funerario que transportó a los monarcas vikingos hace 1,000 años

Sumergido en las profundidades de un pueblo noruego, un barco funerario vikingo se encontró debajo de la tierra. Podría albergar varios cadáveres.

Sucedió en Kvinesdal, un pueblo al suroeste de Noruega. Un equipo de arqueólogos, al investigar el sitio, se encontró con un antiguo barco funerario vikingo. Por las características del buque, determinaron que perteneció a un periodo de auge para la civilización, en el que los monarcas podían transportarse con pompa y lujo —incluso después de la muerte.

A partir de los restos encontrados en esta región noruega, los científicos determinaron que el barco vikingo fue utilizado para algún ritual funerario dedicado a las élites en el poder. Según la datación realizada, la estructura tiene entre 500 y 1,000 años de antigüedad, que corresponde a una época dorada para la expansión territorial vikinga en Europa.

En honor de los mandatarios que trascendieron
Instituto Noruego para la Investigación del Patrimonio Cultural (NIKU)

Según los investigadores, este barco forma parte de un antiguo entierro vikingo. Mientras las jornadas de exploración prosperaban para esta civilización, los ritos funerarios para sus líderes se hacían más complejos y solemnes.

De acuerdo con la cobertura de Live Science, se encontraron con estos restos al hacer «un estudio de radar terrestre antes de la construcción de una carretera cercana». Esta tecnología les permitió encontrar vestigios por debajo de la tierra, de manera que pudieran alimentar el mapa que estaban diseñando de los alrededores del yacimiento arqueológico.

Sumergidos en la tierra

Hasta el momento, el sitio no ha sido excavado. Por esta razón, se sabe poco sobre las características particulares de este barco funerario vikingo. Incluso, es posible que no quede mucho de la estructura original. Sin embargo, los científicos concuerdan en que era una práctica común enterrar a los reyes en embarcaciones completas.

Al respecto, el arqueólogo Jani Causevic, del Instituto Noruego para la Investigación del Patrimonio Cultural (NIKU), apuntó lo siguiente:

«EL SUELO DE LA ZONA NO ES EL MEJOR PARA LA CONSERVACIÓN DE MATERIALES ORGÁNICOS, Y LO MÁS PROBABLE ES QUE SÓLO QUEDEN LOS CLAVOS Y OTROS OBJETOS METÁLICOS», DIJO CAUSEVIC.

Una posibilidad, apuntan los autores del estudio, es que este antiguo barco funerario hubiera sido el lugar de descanso eterno de varios líderes. Según los autores, ésta era una práctica común en las áreas costeras de los dominios vikingos.

Algunos de los más lujosos, incluso, se han encontrado en Escandinavia. Hasta que se excave la zona, sin embargo, los arqueólogos podrán saber con exactitud de qué periodo fue y a quién fue dedicado este entierro en específico.

Fuente: NATIONAL GEOGRAPHIC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.