10/18/2021

El nuevo protocolo en los colegios franceses para luchar contra las variantes del virus

El Ministerio de Educación publicó este de 1 febrero un nuevo protocolo sanitario para los colegios con el que busca luchar de forma más efectiva contra las nuevas variantes del Covid-19. Evitar la socialización estrecha entre cursos y una ventilación frecuente, entre las nuevas disposiciones.

Mantener los colegios abiertos se convirtió en un caballo de batalla para el Gobierno de Emmanuel Macron. Tras el primer confinamiento a finales de marzo de 2020, los colegios del país comenzaron a abrir sus puertas progresivamente desde mayo de 2020.

Pero no ha sido una batalla fácil de llevar. El Gobierno justificó su voluntad de mantener las clases presenciales desde preescolar hasta casi todos los cursos de secundaria, explicando que esto permitiría evitar la desigualdad entre los estudiantes. En efecto, las condiciones de estudio en casa aumentaron la disparidad, sobre todo cuando se trata del acceso a Internet y a un computador, además de contar con un espacio adecuado para seguir las clases.

Sin embargo, con la presencia de las nuevas variantes identificadas en las últimas semanas del coronavirus, en especial la británica sobre el territorio nacional, el Ministerio de Educación decidió actualizar el protocolo sanitario en todos los colegios del país. Las nuevas medidas se tomaron de acuerdo con lo prescrito tanto por el citado ministerio como por el Alto Consejo de Salud Pública.

Mayor distancia entre grupos y ventilación cada hora

De ahora en adelante se generaliza «el distanciamiento de 2 metros entre grupos en la cafetería y el uso de mascarillas categoría 1 (como el quirúrgico) son requisito» dentro y fuera de cada establecimiento tanto para los estudiantes como para el personal. Solo a los alumnos de preescolar se les exime del uso de tapabocas.

En cuanto al distanciamiento físico, cabe notar que se pide que a la hora del almuerzo, los alumnos de un mismo curso permanezcan en grupo y no se mezclen con estudiantes de otros cursos.

A esto se suma una ventilación de los espacios mucho más frecuente. Hasta ahora se pedían 15 minutos por la mañana, antes de la llegada de los estudiantes, durante los recreos, la hora del almuerzo y el tiempo de aseo general del lugar. Ahora se pide ventilar esos recintos cada hora.

Ante las detección de positivos, cierre de clases

Uno de los mayores cambios se dará en las clases de preescolar. Ahora tan solo basta con que un solo estudiante dé positivo por Covid-19 para considerar como contactos estrechos a todos sus compañeros de curso. En ese caso la clase tendrá que cerrar y los alumnos permanecer aislados por siete días.

En cuanto a los profesores y el resto del personal, solo serán considerados como contacto estrecho cuando se contabilicen tres casos en una misma clase. Esto, según el Ministerio de Salud, se debe a que el personal debe usar mascarilla mientras que los niños en preescolar no tienen esta obligación.

Tanto en primaria como en secundaria el cierre de una clase solo se determina a partir de tres casos. No obstante, «en caso de identificación de una de las (nuevas) variantes entre el personal o los alumnos, la clase en cuestión tendrá que cerrarse», explican las autoridades educativas.

Ahora la dificultad está en lograr detectar la variante británica, pues para ello se necesita hacer un test PCR pero con un método específico para luego hacer el análisis de la secuencia del virus.

En la actualidad hay unas 400 clases cerradas en un total de cien establecimientos en toda Francia por causa del coronavirus.

France 24

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *