09/21/2021

El Gobierno captó $99.600 millones del mercado y concretó un canje de deuda con el Banco Nación para aliviar sus compromisos en el mes

La cifra obtenida superó en algo más del 5% las obligaciones de pago que enfrenta hasta el próximo lunes

 

l Gobierno captó hoy del mercado unos $99.600 millones, cifra con la que logró cubrir los $94.700 millones de deuda que le vencieron o vencen entre el pasado viernes y el próximo lunes, aunque para lograrlo debió volver a ofrecer una mayoría de instrumentos que si bien están nominados en moneda local se ajustan por algún tipo de indexador (inflación o el tipo de cambio), confirmando la desconfianza vigente hacia el peso.

De esta manera, enderezó su política de financiamiento a través del mercado local, tras haber cerrado agosto con una tasa de refinanciación menor al 100% (lo que obligó al BCRA a redoblar la asistencia al Tesoro Nacional en las últimas semanas). El hecho se descontaba después de haber trascendido días atrás que se había pactado con el Banco Nación un canje del bono TS21, un papel que ajustaba a tasa Badlar que esa entidad tenía en cartera desde agosto de 2019, cuando la administración Macri se lo entregó por otro bono en una operación que perjudicó a esa entidad ya que se trata de un bono que pagaba tasa fija del 17,25% anual.

Con esta operación, en la que le entregaron una cartera compuesta mayoritariamente por Letras del Tesoro que el banco usará para tratar de darle profundidad al programa de creadores de mercado de aquí en más, el Gobierno despejó un vencimiento por $156.700 millones que representaba más del 35% del total de vencimientos que enfrenta en septiembre y casi dos tercios de los vencimientos por $245.000 millones que necesitaba imperiosamente renovar en la primera parte del mes.

De esta manera, la Secretaría de Finanzas buscó asegurarse llegar al primer test del mes con más margen, aunque no dudó en poner además en el menú ofrecido a los inversores el 80% de los instrumentos con mecanismos de cobertura. Fue para adecuarse a la demanda de un mercado que vuelve a mostrarse nervioso por la aceleración que muestra el gasto público y por la emisión monetaria espúrea a que apela periódicamente la administración Fernández para cubrirla, en un contexto en que el BCRA vuelve a mostrar una importante sangría de reservas y la tasa de riesgo país vuelve a tomar vuelo al superar los 1500 puntos.

Por todos estos motivos no sorprende que el grueso de la demanda se haya volcado a las Letras del Tesoro ajustable por CER (Lecer) o los bonos que ajustan por dólar y dan alguna cobertura contra la aceleración que el mercado espera de la tasa de devaluación del peso tras las elecciones: cerca del 80% de los inversores suscribieron papeles con algún tipo de garantía que los ponga a cubierto de la debilidad del peso.

 

www.lanacion.com.ar

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *