EE.UU y la UE acusaron a Rusia de cometer crímenes de guerra

Washington.-El secretario de estado de Estados Unidos, Antony Blinken, aseguró que los ataques de Rusia contra civiles en Ucrania constituyen «crímenes de guerra», luego de que  el presidente Joe Biden calificara al mandatario ruso Vladimir Putin de «criminal de guerra», y acusó a Moscú de no hacer «esfuerzos significativos» en el frente diplomático.

«Apuntar intencionalmente contra civiles es un crimen de guerra. Después de toda la destrucción de las últimas semanas, me resulta difícil concluir que los rusos están haciendo lo contrario», acusó Blinken durante una conferencia de prensa, en la que aclaró que el proceso legal para una acusación formal aún estaba en curso, informó la agencia de noticias AFP.

Esta declaración del jefe de la diplomacia estadounidense se produjo luego de que Biden calificara al líder de Rusia de «criminal de guerra», en diálogo con la prensa en la Casa Blanca, tras anunciar un paquete por 800 millones en asistencia de seguridad para Ucrania.

La afirmación del presidente forzó a la vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki, a explicar que Biden había «hablado con el corazón», tras ver imágenes de la guerra en Ucrania, pero que la calificación de «criminal de guerra» es un trámite que estaba «en proceso» en el Departamento de Estado. De los dichos de hoy de Blinken se deduce que ese proceso llegó a su fin.

Inmediatamente, el Kremlin salió a cruzar las palabras del mandatario y consideró «inadmisible e inexcusable la retórica del jefe del Estado cuyas bombas provocaron la muerte de cientos de miles de personas en todo el mundo».

Este jueves, Blinken afirmó que estaba «de acuerdo» con la opinión de Biden, agregó que sus «expertos están documentando y revisando posibles crímenes de guerra cometidos en Ucrania», y prometió compartir el fruto de este trabajo con investigaciones internacionales destinadas a encontrar «responsables».

Preguntado por las conversaciones entre Rusia y Ucrania, que continúan en paralelo al conflicto, el secretario de Estado no ocultó su escepticismo.

«Por un lado, felicitamos a Ucrania por estar en la mesa de negociaciones a pesar de estar bajo bombardeos cada minuto del día», dijo y agregó: «Al mismo tiempo, no he visto ningún esfuerzo significativo por parte de Rusia para poner fin a través de la diplomacia a esta guerra que está librando».

También explicó que cree que Rusia podría enviar funcionarios a Ucrania para servir como gobierno local.

«Moscú podría traer funcionarios desde Rusia para servir como gobierno local y aparecer como lo describen de apoyo económico», sostuvo, y añadió que esta sería una forma de que los ucranianos sean dependientes.

En la misma línea, alertó sobre China, tras la reunión del lunes último en Roma entre altos funcionarios estadounidenses y chinos, y en vísperas de una llamada telefónica entre Biden y su homólogo chino, Xi Jinping.

«Nos preocupa que estén planeando ayudar directamente a Rusia con equipo militar que se usaría en Ucrania. El presidente Biden hablará con el presidente Xi mañana y dejará en claro que China asumirá la responsabilidad de cualquier acción para apoyar la agresión de Rusia», señaló.

«Y no dudaremos en imponerle costos», dijo.

China tiene la «responsabilidad de usar su influencia con el presidente Putin y defender las reglas y principios internacionales que dice defender» pero «parece que va en la dirección opuesta al negarse a condenar esta agresión, mientras insiste en presentarse como un árbitro neutral», se lamentó Blinken.

Esta es la advertencia más clara lanzada por Estados Unidos a China desde el inicio de la invasión a Ucrania y se produce a solo horas de una conversación entre los dos presidentes, prevista para el viernes.

Este encuentro, el cuarto entre ambos mandatarios desde que Biden es presidente busca «conservar los canales de comunicación abiertos entre Estados Unidos y China», afirmó en un comunicado la vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki, informó la agencia de noticias AFP.

Los dos dirigentes discutirán sobre la «competencia» entre Washington y Beijing «así como de la guerra entre Rusia y Ucrania y de otros temas de interés común», precisó.

Estados Unidos subió aun más el tono al juzgar como «profundamente preocupante» la posición de «alineamiento de china con Rusia» de cara a la guerra en Ucrania durante un reciente encuentro en Roma entre el consejero de seguridad nacional estadounidense Jake Sullivan y el número uno de la diplomacia del partido comunista chino, Yang Jiechi.

El jefe de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Josep Borell, dijo que Rusia comete «crímenes de guerra» en Ucrania y condenó los constantes «ataques deliberados» de sus fuerzas armadas contra población e infraestructuras civiles ucranianas.

«La UE condena en los términos más enérgicos a las fuerzas armadas rusas y a sus líderes, que siguen atacando a la población civil y las infraestructuras ucranianas», afirmó el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, en un comunicado.

Y agregó: «Los autores de estas graves violaciones y crímenes de guerra, así como los funcionarios gubernamentales responsables y líderes militares tendrán que rendir cuentas».

Para jefe diplomático europeo «tales ataques deliberados a civiles e infraestructura civil son vergonzosos, reprobables y totalmente inaceptables» y «constituyen serias violaciones del derecho humanitario internacional».

A su vez, recordó que un teatro de la ciudad portuaria de Mariupol fue bombardeado ayer pese a estar claramente identificado como refugio para civiles, incluidos niños.

Además, según la oenegé Human Rights Watch, las fuerzas rusas lanzaron tres ataques distintos contra la ciudad de Mikolaiv, recordó el comunicado.

El funcionario europeo publicó también en su cuenta de la red social Twitter una condena similar: «La guerra de Rusia contra Ucrania y su gente dura ahora 3 semanas completas, 21 días de Rusia bombardeando las ciudades de Ucrania. Cometiendo crímenes de guerra, apuntando a civiles, gente hambrienta, matando niños y mintiendo descaradamente al respecto».

Y agregó: «La guerra de Putin debe detenerse ahora»

La UE llamó de nuevo a Rusia a «establecer un acceso humanitario sin trabas» a Ucrania y subrayó que el Kremlin no tiene derecho a usar la fuerza de forma unilateral sobre un tercer país, por lo que «tiene la total responsabilidad» de esta agresión militar y la destrucción y pérdida de vidas que está causando.

En línea con lo que ordenó ayer la Corte Internacional de Justicia de La Haya, el jefe de la diplomacia comunitaria añadió aseguró: «Rusia debe cesar todas sus acciones militares y sacar todas sus fuerzas y equipamiento militar del territorio de Ucrania de forma inmediata e incondicional», así como «respetar la integridad territorial, soberanía e independencia de Ucrania dentro de las fronteras internacionalmente reconocidas».

El fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI) anunció el 2 de marzo la apertura de una investigación sobre presuntos crímenes de guerra cometidos en Ucrania.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.