09/17/2021

Diputados de Paraguay encargaron un informe sobre las tareas de dragado del río Paraná

Los parlamentarios señalaron que el país «perdió acuerdos multimillonarios de exportación por no poder enviar sus productos a tiempo debido a la baja de los ríos». Piden saber cómo se desarrollan las obras ya que el objetivo era que sea totalmente navegable en febrero de 2020 y aún hay puntos críticos

 

La Cámara de Diputados de Paraguay aprobó este viernes el encargo al Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MPOC) de un informe completo de las tareas iniciadas en enero de este año del “dragado de mantenimiento y emergencia del Río Paraná, en el tramo Yacyretá hasta la confluencia del río Paraguay y todos los convenios modificatorios, si existiere”.

El diputado Carlos Nuñez Salinas, quien presentó el proyecto para su aprobación en el plenario, explicó que mantuvo reuniones con autoridades del MOPC, del Centro de Armadores Fluviales y Marítimos, del Comité Intergubernamental Hidrovia Paraguay Paraná-Paraguay y otros actores del sector privado. En esos encuentros discutieron sobre los beneficios del dragado de los ríos, además de las problemáticas y desafíos que se enfrentan todos los días en esta hidrovía clave para el país.

En esas reuniones los actores implicados en la obras llegaron a la conclusión de que “la navegabilidad de los ríos Paraguay y Paraná tiene que ser posible los 365 días del año, independiente al nivel del agua de los ríos, y es extremadamente necesaria” para la economía paraguaya.

También comentaron que Paraguay perdió acuerdos multimillonarios de exportación por no poder enviar sus productos a tiempo debido a la baja de los ríos y es por esta razón que, ante la cíclica bajante de las aguas, “se debe tener la opción del dragado que permita la navegabilidad de los ríos todo el tiempo”.

 

Y señalaron que el 80% del comercio paraguayo es trasportado por medio del río, que sólo un tren de barcaza equivale aproximadamente a 270 camiones, y que esta carretera permite movilizar hasta USD 2.200 millones por año, mientras que su mantenimiento solo cuesta USD 2 millones anuales.

El pedido de informe al ministerio se presentó a modo de conocer cómo se desarrollan las obras sabiendo que el plan era que el río Paraná sea totalmente navegable en febrero de 2020 y que hay puntos críticos como el Paso Santa Isabel, el Paso Carpinchero, el Paso Vizcaíno, el Paso Cementerio o el Paso Loro Cuarto, entre otros.

Los diputados advirtieron que mejorar la navegabilidad del Río Paraná hoy es prioridad para el gobierno nacional y que las intervenciones a realizarse en aguas compartidas ya cuentan con la venia de la Cancillería argentina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *