Cuarentena sin fases, ¿qué hacer ahora?: Pactos, responsabilidad y práctica de lo aprendido

¿Volverán los abrazos? Cómo disminuir los riesgos para compartir una mesa con la familia o amigos y qué medidas de cuidados tener en cuenta para sacar de paseo a los niños. La doctora Belén Ramírez Bourdages, comparte su experiencia y recomienda acciones para sobrevivir al COVID-19 que sigue circulando.

 

¿Qué hacemos ahora? es la pregunta que queda latente con la cuarentena sin fase y sin números. Al contrario de tener esa sensación de estar a la deriva, lo que se debe es poner en práctica todo lo aprendido durante este tiempo para evitar al coronavirus.

 

“Cada persona que decidió cuidarse lo seguirá haciendo y el que no, va a tomar todo como una excusa”, reflexionó la doctora Belén Ramírez Bourdages desde California sobre la realidad que se está viviendo en Paraguay donde durante un tiempo formó parte del equipo de salud en los primeros meses de la pandemia.

“Desde marzo que llegué a Paraguay, quise enseñar, explicar conceptos, que las personas aprendan a evaluar riesgos y tomar decisiones, pero me encontré con personas del Gobierno mismo que me decían, el paraguayo no piensa al paraguayo, hay que decirle que hacer. Y la verdad, yo decidí seguir enseñando porque generacionalmente tenemos que cambiar esa visión”, señaló Ramírez.

La profesional compartió recomendaciones para poner en práctica desde donde uno se encuentra para continuar con la cuarentena aunque esta sea sin fases y sobrevivir al virus que sigue circulante en el país.

Encuentros hasta 12 personas en casas de familia. Destacó que lo importante es que las familias sean capaces de hablar y decidir. Que cada uno se vaya “abriendo” a actividades según como se sienta cómodo.

¿Abrazos? Hay forma de hacerlos “seguros”. Estos pueden ser cortos porque hay una necesidad de volver a sentir ese calor humano. Pero ¿cómo? “Ambos con tapabocas, mirando a diferentes lados. Adulto de espaldas al niño dando un beso en la cabeza. Siempre con tapabocas”, explicó.

La mesa, ya no puede ser la mesa normal de estar todos juntos sentados, pasándose platos, levantándose para agarrar platos. Lo ideal, indica es poner la comida en una mesa aparte y que una se sirve tipo buffet, y luego se va a la mesa donde van a compartir. Al sentarse, hacerlo con separación de al menos un metro.

“La OMS recomienda un mínimo de un metro, 2 metros es lo ideal pero mínimo de un metro”, agregó.

Hacerlo al aire libre es lo mejor, evitar los lugares cerrados con aire acondicionado. “¿Hace calor, hay humo? Todo cierto entonces que tal modificar algunos hábitos, en vez de hacer el almuerzo en encuentros de familia grande hacer la cena. Cuando hace menos calor, con más sombra afuera que el sol del mediodía”, sugiere.

 

También se debe eliminar el hábito de compartir utensilios. “Que cada uno tenga su vaso. Los niños que tengan diferentes colores y no compartir bombilla”.

En el caso de los niños, los juegos por ejemplo que no sean de contacto. “Pueden chutar una pelota, pero sin ‘chulearse’, pueden jugar “mete gol”. Esta semana se re abrieron los parques en mi condado, y los niños tienen que usar tapabocas y lavarse las manos”, recordó la profesional.

Ramírez admitió que le hubiera gustado que se haga más énfasis en las burbujas sociales y buscar que esta sea lo menos permeable posible.

Es posible en este tiempo hacer un “pacto” con la familia y los amigos en el sentido de que todos se cuidarán por igual.

La profesional compartió su experiencia de cómo se manejan en su lugar de residencia. “Tengo la suerte de tener un patio. Hacemos todas las actividades al aire libre, la verdad no nos abrazamos. Todos se ríen porque la latina que siempre abrazaba era yo, y ahora digo, ¡No HUGS! Solo me abrazo con mi marido”, ejemplificó.

En los eventos hasta 30 personas. “Entiendo que deber hacerse bajo protocolos, con una persona encargada de que se cumpla. Del dicho al hecho hay mucho trecho. Asumo que más que nada los colegios que quieran y puedan pagar una colación lo harán y espero se cumplan los protocolos. Igual para eventos empresariales. Si hay necesidad de hacerlo, que tomen la responsabilidad de contratar a una persona encargada de protocolo y que tengan un buen plan de trazabilidad”, recomendó.

Ir al súper y shopping con los niños. Ramírez entiende que esta es muchas veces una actividad de ocio para muchas familias de Asunción y Central pero señala que siempre será mejor todo lo que se realice al aire libre y con menos riesgo pero en caso necesario llevar a los hijos con tapabocas, incluir el lavado de manos al entrar y salir, que no toque superficies de contacto y no olvidar la importancia de no tocarse la cara con las manos hasta poder lavarlas.

Actividades culturales y cultos. Para estas actividades es importante preguntar qué protocolos siguen y decidir si uno está dispuesto a correr riesgos. “La salud mental es sumamente importante, si tu escape es ir al teatro, y quieres apoyar a la gente del teatro. Adecúate a las medidas básicas: distancia y tapabocas en lugares cerrados”, reiteró.

La realidad, agrega Ramírez es que lo importante es ser conscientes que no hay riesgo cero pero que estos se pueden minimizar, que se debe aprender a poner límites siendo esta una materia pendiente en Paraguay, que se pongan límites y que los demás los respeten.

“Soy consciente que todos estos consejos, dependen de un nivel económico medio y que no se adecuan a todas las realidades. Pero cada uno dentro de sus posibilidades puede adaptarlo a su realidad”, puntualizó.

fuente: hoy.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *