China inició grandes maniobras militares alrededor de Taiwán tras la visita de Pelosi

AFP

AFP

Pekín.-China inició este jueves sus más importantes maniobras militares en décadas alrededor de Taiwán, en una demostración de fuerza tras la visita a la isla de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi.

Los ejercicios navales y aéreos con fuego real comenzaron a la madrugada y se extenderán durante tres días hasta esa misma hora del domingo 7 de agosto, según la televisión estatal CCTV.

«Seis grandes áreas alrededor de la isla fueron escogidas para este ejercicio de combate y durante este período, barcos y aeronaves no podrán ingresar a los espacios aéreo y marítimo» involucrados, agregó CCTV.

Pelosi abandonó Taiwán el miércoles al concluir una visita de menos de 24 horas que enfureció a Beijing, que considera a la isla parte de su territorio.

La legisladora, segunda en la línea de sucesión presidencial, es la funcionaria estadounidense de más alto perfil en visitar Taiwán en 25 años.

Pelosi aseguró que su presencia fue para «dejar claro, de forma inequívoca», que Estados Unidos «no abandonará» a Taiwán.

En respuesta, China prometió castigar a quienes le ofendieron y anunció ejercicios militares en las aguas en torno a Taiwán, que incluyen algunas de las rutas marítimas más transitadas del mundo.

En Pingtan, una isla china situada cerca de la zona de las maniobras, se vio elevarse al cielo varios proyectiles no identificados, seguidos de una estela de humo blanco, informó la agencia de noticias AFP.

Los turistas que se encontraban en la playa de esta frecuentada isla fueron testigos de los disparos. Poco antes, helicópteros militares habían sobrevolado la zona en dirección al estrecho de Taiwán.

El Gobierno taiwanés afirmó que monitoreaba de cerca los ejercicios y que sus fuerzas se preparan para un conflicto, pero que no lo busca.

«El ministerio de Defensa Nacional sostiene que mantendrá el principio de prepararse para la guerra sin buscar la guerra, con la actitud de no escalar el conflicto ni causar disputas», dijo la dependencia taiwanesa.

A su vez, los ministros de Relaciones Exteriores de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean) alertaron este jueves que la situación «podría desestabilizar a la región y provocar (…) conflictos abiertos y consecuencias impredecibles entre grandes potencias».

Igualmente, el jefe diplomático de la Unión Europea, Josep Borrell, condenó los ejercicios militares y consideró que la visita de Pelosi «no era una justificación».

La Oficina Marítima y Portuaria de Taiwán emitió el miércoles alertas a los buques en el norte, este y sur del país antes de las maniobras.

El Ministerio de Defensa de la isla dijo que sus fuerzas dispararon la noche del miércoles una bengala para alejar un dron que sobrevolaba la isla de Kinmen, a 10 kilómetros de la ciudad china de Xiamen.

China defendió los ejercicios, así como otras maniobras realizadas los últimos días, como «justos y necesarios» y culpó a Estados Unidos y sus aliados de la escalada.

«En la actual lucha por la visita de Pelosi a Taiwán, Estados Unidos es el provocador y China la víctima», declaró la vocero de la Cancillería china, Hua Chunying.

Los 23 millones de habitantes de Taiwán viven con la posibilidad de una invasión. La amenaza se ha intensificado bajo el presidente chino Xi Jinping.

El estrecho de Taiwán, de 130 kilómetros de ancho en su punto más angosto, es una importante ruta naviera internacional.

Misiles balísticos chinos disparados durante maniobras militares cerca de Taiwán habrían caído en la zona económica exclusiva (ZEE) de Japón por primera vez, dijo este jueves el ministro de Defensa japonés.

«Creemos que cinco de los nueve misiles balísticos lanzados por China cayeron en la ZEE de Japón», declaró el ministro Nobuo Kishi a periodistas en Tokio.

China realiza grandes maniobras militares en las aguas que rodean Taiwán después de una visita a la isla de la presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi.

La visita indignó a China, que considera a la isla de Taiwán como parte de su territorio y rechaza cualquier contacto de terceros países con las autoridades de su Gobierno autónomo.

Pelosi es esperada el viernes en Japón, última escala de una gira por Asia que realizó esta semana.

«Japón ha presentado una protesta ante China a través de canales diplomáticos», dijo Kishi, que calificó el incidente como un «problema grave que afecta nuestra seguridad nacional y la de nuestros ciudadanos», informó la agencia de noticias AFP.

Algunas islas del departamento de Okinawa, en el extremo sur de Japón, están a solo unas decenas de kilómetros de Taiwán. El ministro precisó que esta era la primera vez que misiles balísticos chinos ingresaban a la ZEE japonesa.

La cifra de nueve misiles es una estimación hecha por Japón, agregó.

China lanzó este jueves ejercicios militares en una escala sin precedentes alrededor de Taiwán en respuesta a la visita de Pelosi entre el martes por la noche y el miércoles en la isla, a pesar de las fuertes advertencias de Beijing de que no fuera allí.

La iniciativa de Pelosi es vista por China como una provocación, un apoyo a los partidarios de la independencia de Taiwán y un incumplimiento de la promesa de Estados Unidos de no tener relaciones oficiales con la isla.

Las maniobras chinas incluyeron «disparos de misiles convencionales» en seis áreas marítimas alrededor de Taiwán, a lo largo de rutas comerciales muy transitadas y, en ocasiones, a solo 20 kilómetros de las costas de Taiwán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.