12/07/2021

Brasil aprobó las dos primeras vacunas y comenzó a aplicar una de ellas en San Pablo

Brasilia.-El organismo regulador sanitario de Brasil aprobó  el uso de emergencia de las vacunas británica AstraZeneca/Oxford y china CoronaVac, las dos primeras en obtener la luz verde para ser aplicadas en el país, y la última de ellas comenzó a ser aplicada esta misma tarde en San Pablo y se distribuirá a partir del miércoles en el resto del país, informaron fuentes oficiales.

Los cinco directores de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) votaron este mediodía por unanimidad a favor de la autorización, tras debatir posibilidad, y permitieron de ese modo que Brasil iniciara sin más demora la campaña de vacunación con la CoronaVac, la única de las dos de la que ya hay dosis en el país.

Para la Anvisa, la eficacia general de la vacuna de Oxford/AstraZeneca es de 70,42% y la de CoronaVac, de 50,39%, y aún hay dudas de que sean adecuadas para personas mayores de 65 años, informó el gerente de Medicamentos y Productos Biológicos del organismo, Gustavo Mendes, según la agencia de noticias ANSA.

Apenas conocida esa noticia, una enfermera que trabaja en un hospital de la ciudad de San Pablo se convirtió en la primera persona en ser inmunizada, en una ceremonia de la que participó el gobernador del estado homónimo, Joao Doria.

Se trata de Mônica Calazans, de 54 años, quien presta servicios en el área de terapia intensiva del hospital Emilio Ribas y el año pasado fue distinguida con el premio Notaveis por su empeño en la lucha contra el coronavirus.

Poco más tarde, el ministro de Salud del gobierno federal, general Eduardo Pazuello, anunció en conferencia de prensa que la vacunación masiva contra el coronavirus en todo el país comenzará el miércoles próximo, a las 10.

Pazuello explicó que no será posible iniciarla antes porque se necesita tiempo para organizar la logística de distribución de los medicamentos a todos los estados federados, según la agencia Sputnik.

La vacuna de AstraZeneca/Oxford, fabricada por el Instituto Serum, en India, todavía no fue importada a Brasil.

El gobierno del presidente Jair Bolsonaro había anunciado la semana pasada que enviaría un avión para buscar dos millones de dosis, pero las autoridades indias, en pleno inicio de su propia campaña de inmunización, informaron a último momento que no podían cumplir con la entrega.

En tanto, seis millones de dosis de la vacuna CoronaVac -que es producida por el laboratorio chino Sinovac en asociación con el Instituto Butantan, de Brasil- ya están en San Pablo.

El gobierno de ese estado, enfrentado con Bolsonaro por la gestión de la pandemia, solo esperaba la autorización de la Anvisa para empezar su campaña de vacunación.

El inicio de la vacunación en San Pablo no solo marcó un hito sanitario para el país -el tercero con más contagios de Covid-19 y el segundo con más muertes por la enfermedad en todo el mundo-, sino que además representa un desafío político para el gobierno de Bolsonaro, quien pidió la entrega inmediata de las dosis para distribuirlas a los diferentes estados brasileños e iniciar una campaña simultánea en todo el país.

Doria celebró la decisión de la Anvisa y anunció que entregaría inmediatamente los seis millones de dosis de CoronaVac incluidas en el pedido de autorización al Ministerio de Salud para que las distribuya a todos los estados brasileños, según la agencia AFP.

En paralelo, anoche la Anvisa informó que necesita más información sobre la fase 3 de los ensayos clínicos de la vacuna rusa Sputnik V antes de poder tomar una decisión sobre su eventual aprobación.

La Anvisa explicó en un comunicado que la presentación hecha por el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) “no presenta los requisitos mínimos para ser sometida a análisis”, en especial en relación con la última fase de desarrollo, la tercera.

Fuentes del Gobierno de Rusia aclararon que eso no significa un rechazo sino solo un pedido de más información.

“Habida cuenta de que algunos medios de comunicación publican erróneamente que Brasil denegó el registro de urgencia para la vacuna Sputnik V, comunicamos que la Anvisa solicitó información complementaria sobre aquella, que se le va a proporcionar próximamente”, aclaró hoy el RDIF, la institución que financió y lideró el desarrollo de la vacuna.

El laboratorio local União Química, junto con el RDIF, había presentado ante la Anvisa una petición para usar con carácter de urgencia 10 millones de dosis de la vacuna Sputnik V, como ya sucede en la Argentina, Rusia y Bielorrusia.

Mientras tanto, el gobierno del estado nororiental Bahía recurrió al Supremo Tribunal Federal (STF, corte suprema) para que le permita comprar hasta 50 millones de dosis de la vacuna rusa, informó el propio gobernador, Rui Costa.

“Nuestra logística está lista y queremos empezar la vacunación en Bahía; ayer presentamos una petición al STF para hacer efectiva de la vacuna Sputnik V”, dijo Costa en Twitter.

Tanto Bahía como el estado sureño Paraná firmaron el año pasado acuerdos de compra de vacunas con el RDIF, pero la concreción de la operación está supeditada a la aprobación por parte de la Anvisa.

Desde el comienzo de la pandemia, Brasil acumulaba 8.455.069 casos confirmados de coronavirus, de los cuales 856.979 estaban activos y 209.296 terminaron en la muerte de los pacientes, según el último balance del Ministerio de Salud, publicado anoche.

Fuente: Télam.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *