10/25/2021

Así puedes cultivar la yuca en el jardín o en el interior de casa

Verde, exótica y con unas preciosas flores que, si se dan las condiciones óptimas, surgen desde el verano hasta el otoño. Así es la yuca, una planta de hoja perenne y porte ornamental que puedes cultivar con facilidad tanto en el interior como el exterior. Descubre sus secretos y disfruta de ella.

 

Un sinfín de variedades

La yuca (Yucca spp) es una planta perteneciente a la familia de las agaváceas que se caracteriza por su sencillez a la hora de cultivarla en el jardín o en maceta.

Existen más de 50 variedades, y una de las más habituales es la yuca pie de elefante (Yucca elephantipes). Posee uno o varios troncos rectos y hojas alargadas con forma de espada muy vistosas.

Yuca en maceta

¿Dónde la planto?

Si vives en un lugar de clima cálido podrás elegir dónde quieres plantar la yuca. Estará de maravilla en el jardín, en un rincón soleado, aunque en zonas muy calurosas preferirá estar en semisombra.

Para cultivarla en el interior y lograr que crezca feliz lo mejor es colocarla en una habitación luminosa sin que le lleguen de forma directa los rayos del sol, ya que podrían debilitarla. Por el contrario, si ves que las hojas de tu yuca se están poniendo amarillas es que está recibiendo poca luz.

Yuca en exterior

El tamaño de la yuca

La yuca es una planta que crece bastante, en función de las condiciones de cultivo. Si la tienes dentro de casa, en una maceta, puede llegar a alcanzar dos o tres metros de altura. Para los ejemplares plantados en el jardín es fácil que lleguen a medir 8 metros, siempre que se den condiciones favorables para su cultivo.

Flores de yuca

Una floración muy especial

Esta planta hace gala de una preciosa floración consistente en racimos de flores acampanadas de un suave color crema que a veces crecen de forma pendular.

La mala noticia es que no es fácil que la yuca florezca en el interior, aunque si la tienes en el jardín y se dan las condiciones climáticas propias de su hábitat original es probable que veas sus magníficas flores.

Yuca al aire libre

La temperatura ideal

En líneas generales la yuca es una planta resistente que soporta un amplio rango de temperaturas, aunque prefiere estar entre 16 y 38 ºC.

Sin embargo, no tolera el frío extremo ya que es una planta originaria de climas cálidos y húmedos. Si la tienes fuera de casa no soportará heladas fuertes (por debajo de -3ºC), por lo que en zonas frías merece la pena cultivarla en maceta en el interior. Ponla en una habitación fresca alejada de radiadores y otros sistemas de calefacción.

Yuca en maceta

No te pases con el riego

Si hay algo que realmente le perjudica a la yuca es que la riegues demasiado. Un exceso de agua puede acabar con la planta en poco tiempo, por lo que debes ser muy cuidadosa a la hora de regarla. No lo hagas hasta que no compruebes que la tierra del suelo o la maceta están totalmente secos. Este será el mejor indicador para saber cuándo has de volver a aportarle agua.

Durante el verano puedes regarla una vez a la semana, y en invierno bastará con un riego cada 20 días. Ten en cuenta que el sustrato ha de estar bien drenado para que el agua no se quede encharcada, lo que podría ser letal para tu yuca.

Un consejo: pulveriza las hojas de la yuca de vez en cuando para proporcionarle la humedad que le gusta.

 

Yuca

Un aporte extra de nutrientes

Le vendrá de maravilla que enriquezcas el sustrato con algunos nutrientes, en especial durante el verano y más aún si la cultivas en maceta. Puedes hacerlo diluyendo en el agua de riego un fertilizante líquido para plantas verdes de interior.

Hazlo cada dos semanas sin pasarte con la dosis recomendada. Incluso es mejor quedarse corto, ya que un exceso de abono puede quemar la planta.

 

Trasplantar la yuca

¿Tengo que trasplantar la yuca?

Durante sus primeros tres o cuatro años de vida tendrás que cambiarla a una maceta mayor una vez al año para conseguir que crezca adecuadamente. Elige una con la suficiente profundidad. Cuando ya haya alcanzado un buen tamaño el trasplante anual dejará de ser necesario.

cultivo-yuca-9

Claves para multiplicarla

Puedes hacerlo mediante esquejes. Hazlo durante la primavera, cortando tallos de unos 15 o 20 cm y clavándolos en una maceta con turba y mantillo. Antes puedes impregnar la base de los esquejes con hormonas de enraizamiento. Procura que el sustrato esté húmedo durante algunas semanas para que la planta arraigue en la tierra.

cultivo-yuca-10

Plagas y enfermedades

Si te has decidido a cultivar yuca debes estar vigilante ante las posibles plagas y enfermedades que la puedan afectar.

Entre las primeras, la plaga más habitual es la de cochinilla, un insecto que suele atacar al tronco y a las hojas. La forma más efectiva de eliminarla es hacerlo de forma manual con un algodón empapado en alcohol metílico.

Otras plagas que pueden afectar a la yuca son los pulgones y los caracoles.

En cuanto a las enfermedades, es común que sufra botritis, un mal causado por un hongo que produce un moho gris y pudre la base del tallo. Suele estar provocada por un exceso de riego.

www.hola.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *