10/26/2021

Argentina se pronunció en Naciones Unidas por primera vez sobre Afganistán y pidió por las mujeres y niñas

Sin hacer menciones directa a los talibanes, el Gobierno de Alberto Fernández hizo este martes su primer pronunciamiento respecto a la milicia fundamentalista que reconquistó el poder en Afganistán. Concretamente, se unió al reclamo de un grupo de países para que respeten «los derechos humanos» de los afganos, en especial de mujeres y menores.

Este martes, en las sesiones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, donde primero habló la Alta Comisionada Michele Bachelet, el embajador argentino ante organismos internacionales en Ginebra, Federico Villegas Beltrán, presentó la posición argentina. El día anterior, Villegas Beltrán habia coordinado la posición en reunión virtual con el canciller Felipe Solá y el vicecanciller Pablo Tettamanti. Limaron los detalles del texto argentino siempre muy sensible cuando se juzgan los derechos humanos por las distintas posiciones internas de la coalición gobernante del Frente de Todos.

Al tomar la palabra, este martes, Villegas Beltran dijo que la Argentina estaba convencida de que la salida de esta grave situación en Afganistán solamente puede ser alcanzada a través de un «diálogo político inclusivo basado en los derechos humanos», que garantice una paz duradera y sustentable. «Exhortamos a todos los actores involucrados, dentro y fuera del país, a cooperar plenamente con los mecanismos de protección de este Consejo. Los derechos fundamentales de las y los afganos deben prevalecer por sobre otras consideraciones», dijo.

Con esta posición, el Gobierno decidió acompañar una resolución que fue votada este martes por un grupo de países y junto a Bachelet, la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, quien temprano advirtió: «Una línea roja fundamental será la forma en que los talibanes traten a las mujeres y a las niñas y respeten sus derechos a la libertad, la libertad de movimiento, la educación, la expresión personal y el empleo, conforme a las normas internacionales en materia de derechos humanos».

La voz de la Cancillería es la primera que se oye en el Gobierno desde que los talibanes reconquistaron el poder en Afganistán, en un contexto donde una vez más lo que resonó fuertemente fue el silencio del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad y el colectivos feminista de la Argentina.

Villegas Beltrán dijo que la Argentina había tomado nota de de los informes de la  Alta Comisionada, como del Secretario General, Antonio Guterres sobre las «graves violaciones de derechos humanos y de restricciones a los derechos de las personas, en especial de mujeres, niñas y niños». Y nombró también los informes de la Representante Especial del Secretario General para Niños y Conflicto Armado, la argentina Virginia Gamba.

«Hacemos, una vez más, un llamado a todos los actores políticos en Afganistán, en particular aquellos que ejercen el poder, a respetar plenamente el derecho internacional humanitario y el derecho internacional de los derechos humanos.» dijo el diplomático, que pidió también «adoptar medidas urgentes para proteger a aquellas personas en riesgo inminente: mujeres, niñas y niños, refugiados y desplazados internos, personas con discapacidad, personal sanitario, periodistas, defensores de derechos humanos, educadores, artistas, y minorías étnicas y religiosas».

El Gobierno pidió que se garantice el acceso sin restricciones a la ayuda humanitaria, incluyendo servicios sanitarios esenciales e insumos médicos y que se garantice la preservación del patrimonio cultural.

«La situación de Afganistán debemos abordarla desde la plena vigencia de los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas», dijo el representante argentino que se constituyó en la primera voz oficial argentina que se pronuncia sobre los hechos en Afganistán.

Argentina se posicionó, entre otros, junto a Austria, Bangladesh, Brasil, Bulgaria, Burkina Faso, Dinamarca, Francia, Alemania, India, Indonesia, Italia, Japón, Libia, México Pakistán, Reino Unido, Uruguay y Uzbekistan.Clarín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *