Argentina: la Cámara aprueba la ley del aborto, que pasará a ser debatida en el Senado

El Congreso de Diputados argentino dio luz verde al proyecto de ley promovido por el Gobierno de Alberto Fernández que pretende aprobar la legalización del aborto hasta la semana 14 de gestación. Su aprobación definitiva queda ahora en manos del Senado, que se espera tome una decisión antes de fin de año.

La marea verde argentina cumplió con su promesa. Miles de personas –en especial mujeres– se mantuvieron en la plaza frente al Congreso argentino hasta que se dio a conocer la votación. A las 7:23 de la mañana, tras 20 largas horas de debate ininterrumpido, el presidente de la Cámara emitía los resultados: 131 votos a favor, 117 en contra y seis abstenciones. La plaza estalló en júbilo con humo verde, llantos y muchos abrazos. La ley a favor del aborto pasó su primer escollo institucional.

Ahora el texto deberá ser debatido en el Senado. En 2018, la Cámara aprobó una propuesta similar, sin embargo, esta no consiguió el visto bueno del Senado. Pero, a diferencia de hace dos años, ahora es el peronismo gobernante el que controla el Senado y el que promueve la nueva legislación. Pese a ello, las presiones de las fuerzas conservadoras y la Iglesia católica son fuertes. La votación se prevé de nuevo muy ajustada.

El Congreso y la calle en Argentina, muy polarizados frente al aborto

El resultado ajustado de la votación escenifica la polarización que existe en la sociedad argentina en relación a esta ley. La actual legislación data de 1921 y solo permite el aborto en caso de violación o peligro para la vida de la madre. Para muchas mujeres este hecho es un anacronismo, más aun cuando el aborto es una realidad peligrosa al margen de la ley.

No en vano, las estadísticas indican que en Argentina alrededor de 38.000 mujeres son hospitalizadas cada año por abortos mal practicados y que desde 1983 han muerto más de 3.000 mujeres por complicaciones debidas a interrupciones de embarazos de manera insegura e ilegal, que se cifran entre 370.000 y 520.000 al año.

«La decisión del Poder Ejecutivo es clara: que nunca más una mujer o una persona gestante se vea obligada a realizar un aborto clandestino y a poner en riesgo su vida o su salud; pero, a la vez, que ninguna mujer se vea en la situación de tomar la decisión de abortar en virtud de su estado de vulnerabilidad económica o social», afirmó la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Elizabeth Gómez Alcorta tras conocerse el resultado.

Del otro lado están quienes se oponen a la validación de este proyecto legislativo, a cuyo frente se encuentra Unidad Provida, una red que agrupa a más de 150 asociaciones antiaborto y que también hizo un llamado este jueves en sus redes sociales a llenar la plaza del Congreso.

En un comunicado publicado en su página web, declararon lamentar «profundamente que parte de los diputados, en muchos casos bajo presión partidaria y desoyendo a la mayoría de los argentinos, se haya inclinado por dar media sanción al proyecto de legalización del aborto».

Tres cambios importantes a la legislación del aborto actual en Argentina

Si el texto queda finalmente aprobado por el Senado, en Argentina el aborto pasará a ser legal hasta la semana 14 de gestación y las mujeres tendrán derecho a un aborto seguro y gratuito a través de la sanidad pública. Más allá de este plazo, se podrán realizar interrupciones del embarazo en caso de violación o peligro para madre.

Las menores de 13 años obtendrían también el miso derecho, siempre y cuando cuenten con el consentimiento de al menos uno de sus progenitores. Por su parte, las jóvenes de entre 13 y 16 años necesitarán ese mismo consentimiento si el proceso se hace de forma que se vea comprometida su salud. Este punto ha sido una de las últimas modificaciones al texto.

Los otros dos cambios atañen a los casos de violación –que deberán ser justificados mediante denuncia– y a la objeción de conciencia de los profesionales. Este punto establece que si todos los profesionales de un centro fueran objetores, la persona solicitante del aborto sería derivada a otro centro sanitario.

Si el Senado refrenda finalmente esta ley, Argentina se uniría a los pocos países latinoamericanos en los que el aborto es actualmente legal: Cuba, Uruguay, Guyana y México.

Con EFE y Reuters

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *