10/28/2021

Antenas y micrófonos pos según se nos ha informado

POR EDUARDO PALACIOS, fepalacios@tigo.com.py

El pasado de la radio en Paraguay, con sus programas, sus estrellas y el escenario artístico-teatral, en un rescate histórico que nos acerca una etapa importante de la vida nacional.

La radio fue, posiblemente, uno de los más requeridos medios de diversión familiar existentes en las décadas pasadas, ya que ese era el rol que le asignara la misma sociedad. Poco tiempo después le fueron sumando otras responsabilidades y competencias al determinarse el gran impacto que causaba el mensaje comunicacional.

FIGURAS TRASCENDENTES

En nuestras páginas dominicales dedicadas a las historias surgidas en las emisoras de radio, nos sorprendemos al encontrarnos con hechos inusuales que tuvieran como protagonistas a los hombres y las mujeres que se destacaban en la conducción de programas o formaban parte de lo que hoy llaman el “staff” de profesionales de los medios existentes en las décadas pasadas. Eran figuras trascendentes –y comparativamente– en los mismos niveles de las estrellas del cine de aquella época, pero sin el respaldo marketinero.

De nuestros archivos, con el complemento de publicaciones periodísticas de antaño, que nos sirven como fuente, rescatamos hoy otras características y otros personajes de las programaciones de las estaciones de radio, que fueron motivos de atracción para el gran público seguidor de las emisoras existentes en las décadas pasadas.

LA MAÑANA

Fue un diario importante de efímera existencia, de diciembre de 1960 a mayo de 1961, hace 59 años, era de propiedad y dirección de don Manuel Bernardes, abuelo de otro grande y brillante profesional de la radio de su mismo nombre, quien también ya nos dejó no hace mucho tiempo. El medio fue clausurado lamentablemente en el año 1961 por el régimen imperante, al considerar que no era afín a los intereses gubernamentales ya que mantenía una crítica línea editorial.

La colección completa del diario consta en la Biblioteca Nacional de Asuncion, de donde rescatamos las publicaciones de los temas vinculados a la radio de esos años, que constituyen temas interesantes que nos permiten conocer un poco más cómo era la radio de entonces.

LA RADIO AL DÍA

Era el título de una columna del diario en la página de artes, en el que el redactor propinaba una aguda crítica a los programas y a los conductores de las estaciones de radio de la época.

“Locutores. Hace algunos años oficialmente se ha creado una Escuela de Locutores, de la cual salieron con títulos y categorías de los que ahora trabajan. Sin embargo, a medida que ellos van dejando el oficio, se los reemplaza con profanos que no han pasado el curso y no la pasarían si dieran ahora mismo o en un futuro con alguna ventaja”, señalaba una de las publicaciones de La Mañana, de fecha 3 de febrero de 1961.

En otra parte de la citada columna se lee también: “Mariscal López. La noticia dice que muy pronto la emisora de las 24 horas del día ha de aumentar considerablemente su potencia. Los equipos según se nos ha informado darán hasta 3 kilowatios. En esta manera se podrá escuchar la radio de madrugada más allá de San Lorenzo”. La emisora Radio Mariscal López, bajo la dirección de J. Manuel Chamorro Damús, fue la primera emisora del país en transmitir las 24 horas. Lamentablemente, al igual que el diario La Mañana, la radio fue clausurada en ese año 1961 y su director obligado al exilio en la Argentina por sus críticas al gobierno.

RADIOTEATRO

Las obras radio teatrales fueron ciclos de programas realizados por afamados actores de la escena nacional. El diario La Tribuna de fecha 15 de marzo de 1955, cuya foto reproducimos en la página, publicaba cuando entonces los éxitos de la Compañía Paraguaya de Radioteatro, a cuyo frente se encontraba el también actor Alberto Stevens, cuyo nombre artístico era Alberto Lares, anunciando la próxima puesta radial de una radionovela, con la participación entre otras de la actriz y locutora Ninica Segura y la actriz Azucena Zelaya de Molinas.

RICARDO TURIA

Por su parte, en enero de 1961, el actor español Ricardo Turia al frente de su compañía presentaba en radio Teleco la obra “La vida del músico universal Federico Chopin”, sobre la que el diario La Mañana en fecha 23 de enero del citado año publicaba que: “Se puede decir que la primera obra de radioteatro que presentó el actor español y aunque su compañía es un poco floja, demostró su capacidad técnica en la agilidad del tema y algunos episodios muy bien concebidos, como la locura de Chopin y el último capítulo, la muerte del mismo”, señalaba la publicación. Poco tiempo antes, sin embargo, Turia había puesto al aire en Radio Charitas la radionovela “El Conde Drácula”, con un éxito total, sobre el que ya nos refiriéramos en publicaciones anteriores.

Parte de la intensa actividad radial en las pocas emisoras existentes en Asunción por los años 50 y 60, con otras realidades y otros protagonistas que quedan en la historia y cuyo rescate ponemos a consideración en estas publicaciones.

POR EDUARDO PALACIOS, fepalacios@tigo.com.py

FUENTE: DIARIO LA NACION.COM.PY

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *