Alertan que las muertes por COVID-19 se duplicarían en Brasil hasta finales de año

Las muertes por la COVID-19 se duplicarán en Brasil, hasta las 150.000, de aquí a finales de este año, calculó en entrevista con EFE Carlos Lula, el presidente del Consejo Nacional de Secretarios de Salud (Conass) que recopila los datos de la enfermedad en las 27 regiones del país.

El dirigente del Conass alertó además que faltan medicamentos para poder intubar a los pacientes más graves de coronavirus y avisó del aumento de la curva de fallecimientos y contagios en la zona sur y centro-oeste de Brasil.

«El primer puesto (en número de contagios y muertes totales) deberá ser para Estados Unidos, pero el segundo lugar será muy difícil que nos lo quite otro país», reconoció Lula, secretario de Salud de la región de Maranhao, en el Noreste del país.

El Conass recoge y procesa en Brasil los datos sobre la COVID-19 de los 26 estados y el distrito federal de Brasilia y los transmite al Gobierno.

A inicios de junio, el Ejecutivo decidió usar otros parámetros para calcular los contagios y muertes y creó una crisis que alcanzó la reputación internacional del país. Finalmente, se retractó y volvió a contar con las cifras de los Gobiernos regionales.

La administración brasileña tiene desde hace más de dos meses a un ministro interino de la Salud, el general Eduardo Pazuello, debido a lla renuncia en plena pandemia de dos ministros de esa cartera, quienes abandonaron sus cargos por discrepancias con el presidente Jair Bolsonaro, un escéptico de la dolencia.

Para el responsable del Conass, no se debería relegar ahora a Pazuello, con quien -consideró- se ha recuperado el diálogo entre administraciones regionales y federal.

Brasil, que cuenta con 210 millones de habitantes, cerró este miércoles con 67.860 nuevos casos de la COVID-19 en las últimas 24 horas, un nuevo récord diario. El total de contagios asciende a los 2.227.514 y los fallecimientos se situaron en los 82.771.

Lula, de 38 años, fue elegido presidente del Conass a comienzos de julio por la renuncia de Alberto Beltrame, investigado por unas supuestas irregularidades en la compra de respiradores en el estado de Pará, donde ejercía como secretario de Salud. EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *