11/30/2021

89 años de la trágica manifestación estudiantil en defensa del Chaco

tribunaabierta.info en Facebook

La toma de Samaklay por los Bolivianos, generó la reacción ciudadana. Así, el día 22 de octubre del año 1931, el Centro de Estudiantes Universitarios dirigido por Agustín Ávila convocó a una marcha desde la Plaza Uruguaya. Y así ocurrió, la manifestación fue hasta el Palacio de Gobierno y al no encontrar al Presidente José P. Guggiari, recorrió las calles y llegó hasta su domicilio, donde se pronunciaron discursos y apedrearon la casa de Guggiari. Finalmente, los manifestantes fueron dispersados por la policía. Ho’ávo Samaklay Bolivia poguýpe, ñane retâygua huguy raku opytávo. Upéicha, ára 22 jasypa ary 1931-pe, Temimbo’e Mbo’ehaovusugua Aty omyakâva Agustín Ávila ojapókuri ñehenói peteî ñemongu’eguasurâ osêtava Uruguay Okarusúgui. Ha upéicha ojehúkuri, upe ñemongu’e ohókuri Mburuvichapavê Ogavusu peve ha ndojuhúimarô upépe Mburuvichapavê José P. Guggiari-pe, oguatákuri tapekuérare ha oĝuahêkuri hóga peve, upépe ojejapókuri heta ñe’êsyry ha ojapi hikuái itápe Guggiari róga. Ipahápe, tahachikuéra omosarambipa chupekuéra.

Al día siguiente, 23 de octubre, los estudiantes del COLEGIO NACIONAL DE LA CAPITAL y de la Escuela Normal se movilizaron para exigir la defensa del Chaco y para protestar por la represión policial del día anterior, acompañados de sus profesores, obreros, ancianos, mujeres, jóvenes y niños. Fueron hasta los diarios, arrojaron piedras a la casa de los liberales y llegaron al Palacio de Gobierno. En un momento, los estudiantes atropellaron el cordón policial y fueron hacia la escalera de acceso al despacho presidencial. Se descontroló la situación y la guardia presidencial respondió con una ráfaga de ametralladora. El presidente José P. Guggiari ordenó el cese del fuego. Más tarde, Guggiari refugiado en la Escuela Militar, delegó la presidencia a Emiliano González Navero. Al frente de aquella gran movilización marcharon los directivos del Centro de Estudiantes del CNC: Ávila, Garay, Riquelme, Fúster, Valle, Gómez y Espínola, entre otros, enarbolando la bandera del Centro, que quedó rota y manchada de sangre. Ára upeiguápe, 23 jasypa, temimbo’ekuéra COLEGIO NACIONAL DE LA CAPITAL ha Escuela Normal-pegua oñemongu’ejeýkuri ojerure haĝua Cháko yvy pysyrô ha ombotove haĝua tahachi ñembyepoti guasu oikova’ekue upe ára mboyve, hendivekuéra oguatákuri imbo’eharakuéra, mba’apohára, itujáva, kuña, mitârusu ha mitâ. Ohókuri hikuái oñeñandukávo momaranduhakuéra renondépe, ojapíkuri itápe chovykuéra róga ha oĝuahêkuri Mburuvichapavê Ogavusu peve. Sapy’ami rire, temimbo’ekuéra ojapyhara tahachikuéra jejoko ha ohómakatu hikuái jupiha gotyo oîháme mburuvichapavê koty. Upe sarambi oikokuévo mburuvichapavê ñangarekoharakuéra oñepyrûkuri ombokapu oñemongu’éva ári. Mburuvichapavê José P. Guggiari ojokouka ñembokapu. Uperiremi, Guggiari okañyva’ekue Guarini Mbo’ehao (Escuela Militar)-pe, oheja Emiliano González Navero poguýpe tetâ sâmbyhy. Omotenondékuri upe ñemongu’e guasu Temimbo’e Atyha CNC-pegua rendotakuéra: Ávila, Garay, Riquelme, Fúster, Valle, Gómez ha Espínola, hetave apytépe, ogueraháva yvatete Atyha poyvi, ikuapa ha huguypáva opytávo.

Diez estudiantes del Colegio Nacional de la Capital fueron asesinados aquel triste día: Julio César Franco, Ismael González, Benigno González, Raúl Roig Ocampo, Marcial Méndez, Liberato Ruíz Ríos, Alfredo González Taboas, Celestino Ramírez, Eugenio Gómez y Serafín O. Vidal, y un anciano desconocido que vendía pororo en la plaza. Pa temimbo’e Colegio Nacional de la Capital-pegua ojejukákuri upe ára ityre’ŷetévape: Julio César Franco, Ismael González, Benigno González, Raúl Roig Ocampo, Marcial Méndez, Liberato Ruíz Ríos, Alfredo González Taboas, Celestino Ramírez, Eugenio Gómez ha Serafín O. Vidal, ha peteî karai tujami ohepyme’êvajepi pororo upe okarusúpe.

En recordación a aquel luctuoso acontecimiento y en homenaje a los caídos, el Centro de Estudiantes del Colegio Nacional de la Capital pasó a denominarse “23 de octubre”, y también lleva ese nombre la máxima condecoración que dicho Centro otorga a los egresados destacados del CNC. Ogueromandu’ávo upe mba’e vaiete ha ohechakuaávo umi ojejukava’ekuépe, Temimbo’e Atyha Colegio Nacional de la Capital-pegua upe guive ojehero “23 de octubre”, ha avei ogueraha upe téra pe pyti’ajegua tuichavéva upe Atyha ome’êvajepi CNC temimbo’ekue poravopyrépe.

Ohai: David Galeano Olivera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *