11/28/2021

5 claves para luchar contra la ansiedad de los niños

La ansiedad infantil es un problema sobre el que actualmente se publican más y más estudios. En España, por ejemplo, la Asociación Española de Pediatría (AEP), en las conclusiones de su congreso de 2021, ya ha advertido que “este problema va camino de convertirse en una auténtica pandemia”. Y no somos el único país en el que puede llegar a ocurrir, porque según los estudios más recientes, las tasas de depresión y ansiedad de los niños se han duplicado, sobre todo, desde que comenzó la COVID-19.

Unos datos que arroja la revista de la Asociación Médica Estadounidense JAMA Pediatrics, en los que vemos que, antes de la pandemia, estas tasas se situaban en torno al 8,5% (para la depresión) y al 11,6% (para la ansiedad). Ahora, sin embargo, el estudio muestra que uno de cada cuatro niños sufre depresión y uno de cada cinco, ansiedad. Algo bastante preocupante para lo que dos psicólogas expertas en la materia, Renee Jain y la Dra. Shefali Tsabary, han publicado un libro, Tienes superpoderes (B de Block), que busca convertirse en la herramienta perfecta para que los niños puedan conectar con sus emociones y aprendan a convertir la ansiedad y los nervios en tres cosas: autoestima, confianza y valentía.

El libro, en realidad, está dirigido a niños y niñas a partir de 7 años, pero también a sus familias, pues pone a disposición del lector en general las posibles soluciones a esas situaciones que pueden desembocar en depresión o ansiedad. Está basado en sus estudios y su trabajo con miles de casos reales. En su libro, ellas mismas nos explican por qué tenemos ansiedad y cómo podemos llegar a controlarla. Para ello, nos hablan de superhéroes y superpoderes, algo que les hemos pedido que nos cuenten.

¿Por qué sufren ansiedad los niños?

Cuando un niño sufre ansiedad es porque tiene preocupaciones o miedos exagerados y, aunque no tiene por qué ser lo mismo todos los días, los deberes, los exámenes o cometer errores son tres de las causas más generalizadas. “Se trata de un trastorno que puede ser muy grave y no debe tomarse a la ligera”, nos dicen las psicólogas. Además, muchos de estos niños suelen recibir múltiples consejos en forma de “deberías” -”deberías esforzarte”, “deberías sacar mejores notas”-. No son malintencionados, en absoluto, pero, lejos de impulsarle a conseguir sus objetivos, pueden generarle una carga de estrés que llegaría a afectar su salud mental.

Las expertas nos lo explican con un grupo de superpoderes que todos tenemos cuando somos pequeños pero que, al enfrentarnos a estas situaciones, preocupaciones y miedos, se comienzan a perder. Los niños se olvidan de ellos, creen haberlos perdido y no saben cómo utilizarlos para luchar contra esa frustración, ese estrés. El recuperar esos superpoderes, como nos explican, es la clave para que esa ansiedad no se convierta en un trastorno grave.

Los cinco superpoderes para luchar contra ella

Las psicólogas parten de la premisa de que todos los seres humanos, da igual que sean grandes o pequeños, han llegado al mundo con cinco fantásticos superpoderes que pueden convertirse, como decíamos al inicio, en las cinco claves para luchar contra la ansiedad o la depresión. Son la presencia, la originalidad, la desenvoltura, la energía y la resiliencia. Y, aunque estos se vayan agotando con la edad, no desaparecen.

1.- La presencia contra el ‘ysismo’

Nacemos curiosos, nos dicen las expertas, con ganas de explorarlo todo, tanto lo que vemos fuera como lo que tenemos en nuestro interior. Sabemos que vivimos en el presente, pero a veces “viajamos en el tiempo hasta el punto de que aparece lo que ellas llaman el ysisismo: ¿y si suspendo el examen?¿y si no me gusta el nuevo colegio?”. Esto, en la vida real, nos crea angustia, estrés y sufrimiento. Nos olvidamos del momento presente, por ello, una buena forma de luchar contra ello es saber que estamos en ese momento presente, disfrutarlo y seguir curioseándolo.

2.- La originalidad contra el camuflaje

Nacemos “siendo fieles a nosotros mismos, no nos fijamos en lo que piensan los demás”. Sin embargo, llega un momento en que sí nos importa y, muchas veces, las opiniones externas comienzan a cambiar cosas de nosotros mismos para encajar. Sí, hay personas que cambian su personalidad para obtener la aprobación de los demás, pero no se sienten bien consigo mismos. Para no llegar a este sentimiento, hay que aprender a valorar nuestra originalidad.

3.- La desenvoltura contra la crisálida

En este caso, nos referimos a la autoestima. Como hemos visto, llegamos a este mundo queriéndonos de verdad, llenos de autoestima, buscando disfrutar con lo que hacemos. Pero, en algún momento, pasamos a buscar las valoraciones numéricas, los likes en las redes sociales y las aprobaciones de los demás. Si no llegamos a una meta concreta que nos imponen desde fuera, nos frustramos, “nos refugiamos en una crisálida”, nos dicen las autoras, no queremos que nadie nos vea. Ahí aparece la depresión. Por ello, es importante trabajar desde pequeños la autoestima.

Cuando somos muy pequeños, nos levantamos cada mañana cargados de energía, porque para los niños, cada día es una aventura. Pero, al cabo del tiempo, nos dicen las expertas, empezamos a notar la presión de la gente, que siempre nos dice lo que tenemos que hacer, cuándo hacerlo y también el cómo. Perdemos entonces nuestra propia motivación para aprender y dejamos de tener esa energía del inicio.

5.- La resiliencia contra el hielo

De niños, estamos dispuestos a correr riesgos. Si nos caemos, nos levantamos. No importa cuántas veces, porque pensamos no sabemos que caer puede significar fracasar. Somos resilientes, es decir, tenemos la habilidad de superar un desafío, pero porque no pensamos en él. Con el tiempo, sin embargo, vamos olvidando esta capacidad, nos sentimos atrapados ante las situaciones y creemos que somos inútiles.

Fuente: Hola.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *